La Universidad Complutense asigna a Cifuentes la plaza que tenía en reserva

La Universidad Complutense asigna a Cifuentes la plaza que tenía en reserva

Varias asociaciones se unen para rechazar que «una persona que ha robado a la universidad pública pretenda volver ahora después de 25 años a cobrar de ella»

EUROPA PRESSMadrid

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha procedido a asignar a la expresidenta regional Cristina Cifuentes la plaza que tenía en reserva en la institución y realizará los cometidos oportunos que se le encarguen desde la gerencia del centro.

En un comunicado, la universidad recalca que ha seguido el reglamento y procedimiento habitual marcado, como es su obligación, y que Cifuentes regresa a su puesto base, de nivel 24 dentro de la escala de la UCM, y con las retribuciones que le corresponden según los presupuestos.

El rectorado de la UCM explica que Cifuentes tiene la condición de funcionaria del subgrupo A1, habiéndose encontrado durante su período como diputada electa de la Asamblea de Madrid en situación de servicios especiales, según lo previsto en el artículo 87 del Estatuto Básico del Empleado Público y el Capítulo III del Real Decreto 365/1995 (Reglamento de situaciones administrativas de los Funcionarios Civiles).

Una vez que renunció a su acta de diputada, Cifuentes solicitó el pasado 9 de mayo su reingreso al servicio activo en la UCM acogiéndose a lo establecido en el artículo 9 del mencionado Real Decreto, procediendo la UCM a reconocerle en tal situación «según exige dicho artículo». «La UCM tiene la obligación de aplicar escrupulosamente la Ley, como lo está haciendo, evitando cualquier trato de favor, pero garantizando, al mismo tiempo, los derechos que, en este momento, como funcionaria le correspondan a la señora Cifuentes», recalca la Complutense.

Además, recuerda que el rectorado que dirige Carlos Andradas ha solicitado «de forma pública y reiterada la asunción de responsabilidades políticas» a Cifuentes como consecuencia de las irregularidades detectadas en el máster realizado en el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos. «Una vez asumidas éstas, corresponde a la Justicia decidir si existen responsabilidades penales, así como los términos en que éstas pudieran sustanciarse y que la UCM acatará inmediatamente», expone la institución. «Mientras tanto es obligación de la Universidad y de este rectorado respetar la ley y los derechos de todos nuestros funcionarios y trabajadores, respeto que pedimos también a todos los miembros de la Comunidad Universitaria, al tiempo que continuaremos trabajando y defendiendo el prestigio de la Universidad Pública frente a las sombras de sospecha que indiscriminadamente se vierten sobre ella y evitar cualquier uso interesado de la misma», concluye la Complutense.

Protestas

En protesta por la reincorporación de cifuentes, un centenar de estudiantes de la universidad han marchado este miércoles hacia el Rectorado. Con una pancarta de cabecera donde se podía leer 'La pública es digna, Cifuentes no. ¡Fuera!', sobre las 13.45 horas los estudiantes convocados en la estación de Metro de Ciudad Universitaria han salido de la parada y circulado por la Avenida Complutense, cortando uno de los sentidos de la vía, durante unos cien metros.

En la Plaza Cardenal Cisneros, y ante la presencia de la Policía Nacional, que ha acudido con dos furgones, los estudiantes, que no tenían permiso de la Delegación de Gobierno para esta manifestación, han acordado con los agentes continuar su recorrido hasta el recinto del Rectorado por la acera. Desde la Delegación de Gobierno han precisado que los convocantes no tenían permiso para manifestarse porque lo solicitaron ayer, fuera de plazo.

Durante la marcha se han coreado lemas como '¿Dónde está, no se ve, el famoso TFG?', 'Fuera Cifuentes de la Complutense', 'Cifuentes, payasa vete a tu casa', y 'Cifuentes y Casado no han estudiado', en referencia este último a las informaciones sobre los estudios del vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado.

A las 14.20 horas, los manifestantes llegaron hasta la puerta del Rectorado poniendo folletos y cuartillas en contra de la reincorporación de Cifuentes y leyendo comunicados en este sentido. Trabajadores del equipo de seguridad privada de la Universidad se colocaron a la entrada para impedir el acceso. Allí han pedido la dimisión del rector, Carlos Andradas, al que han reclamado que no haga efectiva la reincorporación.

 

Fotos

Vídeos