Tensas insignias de San Bernabé

Paco Marín, durante su discurso/
Paco Marín, durante su discurso

Una mujer del público desaprueba el discurso de Paco Marín y los concejales del PP no le aplauden al finalizar

DIEGO MARÍN A.

El Ayuntamiento de Logroño ha entregado las insignias de San Bernabé a las hermanas Dulín Domaica, Félix Revuelta, Javier Gracia y Paco Marín, además de distinguir al Grupo de Danzas de Logroño en su 75 aniversario. El acto ha sido un entrañable reconocimiento a este grupo de logroñeses, una emotiva exaltación de logroñesismo hasta que los tintes políticos han contribuido a tensar la situación.

Lo más peliagudo ha sucedido durante el discurso ofrecido por Paco Marín, popular cantautor, sindicalista y ex trabajador de la Tabacalera, además de miembro activo de la asociación La Barranca. No obstante, durante la semblanza que sobre él ha hecho el periodista Jonás Sainz ya se ha advertido la paradoja de que Paco Marín, que hace unos meses fue multado por el Consistorio logroñés por cambiar simbólicamente los nombres de algunas calles de la ciudad con nomenclatura de tintes franquistas, sea ahora homenajeado por la misma entidad.

Las insignias de San Bernabé fueron instauradas en el 2005 para reconocer la labor de logroñeses ilustres por el bien de la ciudad. Para obtener esta distinción los distintos grupos políticos de la Corporación municipal pueden proponer nombres que, después, se deciden en una junta de Gobierno como la del pasado 8 de junio. «Paco es un hombre político al que le duele la política, es un hombre de izquierdas al que le duele la izquierda y es un demócrata al que le duele la democracia», ha descrito Jonás Sainz en su emotiva disertación, en la que, eso sí, también ha sido más llano contando una anécdota relacionada con el ciclismo, la peña Solera y la navarra ermita de San Gregorio. La tensión se ha vivido después, durante el discurso del propio Paco Marín, tras recibir su insignia, reconocimiento que «me devuelve un poco la ilusión».

«¡No procede todo esto!»

Paco Marín es un hombre comprometido y directo, que habla sin ambages, por eso, apenas iniciadas sus palabras, ha ido al grano: «Dedico esta insignia a los 240 fusilados logroñeses durante la dictadura y, en concreto, nombraré a cuatro: Segunda Arpón, Carmen Villar Aguado, M.ª Luisa Lacalle y Basilio Gurrea Cárdenas». Marín ha recordado que mantiene el compromiso de la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, de colocar una placa en memoria de otro alcalde Basilio Guerra, que lo fue de Logroño hasta el inicio de la Guerra Civil y posteriormente fue fusilado. Ha sido al recordar todo esto cuando una señora entre el público ha interrumpido a Marín espetándole: «¡No procede todo esto!». Algunos murmullos, petición de silencio y el protagonista ha continuado su disertación no sin antes responder a la espontánea apelando a Blas de Otero: «Hoy tengo la palabra y la voy a emplear».

Así, Paco Marín ha reclamado a Cuca Gamarra que escuche a los empleados públicos que protestan por su condiciones laborales y se ha ofrecido, incluso, para ser mediador. Volviendo al tema franquista, Marín ha asegurado que «el dolor no prescribe jamás» y, adentrándose en la labor desarrollada por La Barranca y las peticiones que desde esa entidad se realizan, ha asegurado, dirigiéndose a la consejera de Presidencia del Gobierno de La Rioja, Begoña Martínez Arregui, presente en la sala como espectadora: «Con personas como ella cerramos la herida rápidamente». La consejera no estaba sola en el público, la acompañaban otros políticos populares como Pedro Sanz, Emilio del Río, Mar Cotelo, Alfonso Domínguez y Cristina Maiso.

Finalizadas las palabras de Paco Marín, que ha derramado el agua sobre el atril fruto de los nervios y por lo que ha espetado un «¡Vaya por Dios!», todos los presentes han aplaudido al protagonista. O casi todos. La mayoría de los concejales del Grupo Municipal del Partido Popular no han aplaudido a Paco Marín, sólo la edil de Familia e Igualdad de Oportunidades, Paloma Corres, ha aplaudido tímidamente. El resto, los concejales del PSOE, de Cambia Logroño, Ciudadanos y PR+, así como gran parte del público presente en el salón de plenos del Ayuntamiento de Logroño, sí han aplaudido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos