PSOE: regreso al 2014

Beatriz Arraiz/Miguel Herreros
Beatriz Arraiz / Miguel Herreros

Arraiz anunciará hoy su candidatura a las primarias socialistas por Logroño; Loza, su rival hace 4 años, medita presentarse

Jorge Alacid
JORGE ALACIDLogroño

Hace cuatro años, el PSOE logroñés sometió sus debilitadas costuras a una prueba de fuerza. Una experiencia llamada primarias, ideada para impulsar a su candidata a la Alcaldía de la capital de La Rioja. El experimento dejó como resultado el holgado triunfo de Beatriz Arraiz, luego fallida aspirante al trono municipal, que se impuso con el 61% de los votos a Eva Loza, abogada como ella de profesión. No fue la única conclusión de aquella pugna entre militantes: también dejaron las primarias un reguero de división entre las bases, enfrentamientos personales y desgaste de las siglas que penalizaron su papeleta en las elecciones del año siguiente. Un fenómeno que puede muy bien repetirse, al menos en la primera fase: según desveló ayer, Arraiz presentará su candidatura como cabeza de lista este mismo lunes. Y su entonces rival, Loza, se lo piensa, tal y como ella misma desveló ayer en declaraciones a este periódico.

También Arraiz concedió ayer unos minutos a Diario LA RIOJA para corroborar un anuncio que se daba por descontado desde que ella misma lo desveló ante la última asamblea del PSOE logroñés, antes del verano. «Creo que se ha trabajado bien estos años desde el grupo municipal», subrayó para enfatizar uno de los principales atributos de su candidatura: su condición de jefa de la oposición, a bordo del principal grupo de la oposición al PP en el Ayuntamiento. «¿Candidata del aparato? No, no me considero su candidata, aunque eso tampoco significa que lo tenga en contra», añadió. Arraiz, partidaria del modelo de primarias abiertas no sólo a la militancia que se ha implantado en el proceso en curso, preferiría contar con algún adversario con quien confrontar su proyecto: «No tengo miedo a enfrentarme a nadie; además, reunir avales es relativamente fácil, así que no extrañaría que hubiera otras candidaturas». Un parecer que apostilla con sentido del humor: «En el PSOE de Logroño siempre hay movimiento».

Que tal tendencia a moverse cristalice entre la militancia dependerá, entre otros factores, de que Loza vuelva a presentarse esta vez. «Me lo estoy pensando», aclaró ayer, haciendo alusión a una serie de factores no sólo políticos, sino también profesionales y personales, que le animan a sopesar con calma su decisión. «El modelo de primarias abiertas se adapta a mis pretensiones», aceptó. Si finalmente apostara por rivalizar con Arraiz, Loza adelanta que se apoyaría en una serie de consignas. La primera, «que para ganar en La Rioja hay que ganar en Logroño». Dos: «Yo sólo entiendo la política como servicio público». Y tres: «Como cabeza de lista puedo atraer apoyos entre gente que nunca votaría al PSOE».

 

Fotos

Vídeos