¿Qué pasa con los patinetes eléctricos en Logroño?

¿Qué pasa con los patinetes eléctricos en Logroño?

El concejal de Transporte Urbano de Logroño, Francisco Iglesias, ha afirmado que los ayuntamientos están «abandonados» para legislar sobre por dónde deben circular

LA RIOJA

El concejal de Transporte Urbano de Logroño, Francisco Iglesias, ha afirmado que los ayuntamientos están «abandonados» para legislar sobre por dónde deben circular vehículos como los patinetes eléctricos.

Iglesias ha realizado estas declaraciones en respuesta a cuestiones de los periodistas en una rueda informativa que recoge Efe, en la que ha expresado que «en este tema hay un vacío legal», ya que «los gobiernos nacionales, de momento, no han legislado en ese aspecto». Ha señalado que no se ha creado una normativa central que especifique si los patinetes eléctricos y aparatos similares tienen que transitar por la acera o por la calzada, y, si el Consistorio logroñés determinase, por ejemplo, que lo hagan por la acera, en caso de un accidente con un peatón, esta institución sería responsable civil subsidiaria.

Este concejal ha expresado que si el Ayuntamiento de Logroño determina que estos patinetes, de los que hay entre 100 y 120 en la capital riojana, circulen por la calzada, sus conductores deberían de pasar un examen, algo que se sale de las competencias de esta administración.

Si se homologan este tipo de patinetes, que causan «problemas», como peatones, deberán circular a la misma velocidad que estos, es decir, unos 5 kilómetros por hora, mientras que si se consideran como bicicletas deberán llevar su mismo equipamiento y velocidad en los carriles destinados a estos vehículos, ha destacado. Estos aparatos «están homologados para venderse pero carecen de regulación», ha subrayado Iglesias, quien ha incidido en que algunos «pueden sobrepasar los 30 kilómetros por hora» de velocidad.

«Los ayuntamientos no nos hemos atrevido a legislar, la instancias superiores, que son la Dirección General de Tráfico (DGT) y el Ministerio, no nos dan las armas para poder legislar», ha resaltado. Ha concluido que no trata de «escurrir el bulto», pero los ayuntamientos esperan a que el Gobierno central de algún «paso» y, «si no se da, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) instará al Ministerio a que legisle».

Aumentar las penas por imprudencias

Además, Iglesias ha adelantado que el Grupo Municipal del PP en Logroño solicitará, en una moción, instar al Congreso de los Diputados a la modificación del Código Penal para aumentar las penas por imprudencias graves en la conducción de vehículos a motor. Esta moción se presentará en el pleno municipal del próximo día 8. Ha señalado que, en concreto, se pedirá a los grupos parlamentarios la tramitación, de forma urgente y consensuada, de una proposición del PP, que buscar «garantizar la seguridad y protección jurídica» a los peatones y a los ciclistas en el caso de accidentes en los que estén implicados vehículos a motor.

Iglesias ha destacado, entre las novedades de esta iniciativa, la modificación de los artículos 142, 152 y 382 del Código Penal para marcar los supuestos que siempre se van a considerar como «imprudencia grave» e introducir de forma específica «el delito de abandono de lugar del accidente».

Esta proposición fue presentada en junio de 2017 y «continúa pendiente de resolverse», a pesar de que fue admitida a trámite por «la inmensa mayoría» del Congreso de los Diputados, con 337 votos a favor y 3 abstenciones; y haber sido objeto de una ponencia parlamentaria que «se ha reunido en numerosas ocasiones», ha dicho. Ha destacado que, a pesar de que este año no ha habido ninguna víctima mortal provocada por un accidente así en el casco urbano de Logroño, comparte la necesidad «urgente» de reformar el marco legal para «evitar el desamparo de ciclistas y peatones» y «la sensación de impunidad» de conductores que ocasionan este tipo de circunstancias.

El concejal ha resaltado que esta propuesta parte del apoyo del Grupo Popular a la campala «#porunaleyjusta», iniciada en 2015 por una mujer cuyo marido falleció atropellado cuando circulaba en bicicleta por el conductor de un camión que se dio a la fuga tras provocar el siniestro.

El Consistorio logroñés, ha recordado, ha adoptado medidas de señalización de zonas propensas a este tipo de accidentes, bajada de velocidad de vehículos en ciertos tramos y campañas de sensibilización, como la que se presentará esta semana, pero «no tiene competencias para legislar en materia sancionadora respecto a lo establecido en la ley».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos