La oposición municipal plantea el 'sacrificio cero' en tres años

Rubén Antoñanzas (PR+), Julián San Martín (Cs), Beatriz Arraiz (PSOE) y Juan Manuel Zúñiga (Cambia Logroño) han presentado la iniciativa / L.R.

PSOE, Cambia, Ciudadanos y PR+ llevaran a pleno su propia ordenanza de animales para que se inicie el trámite de aprobación

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

Los grupos de la oposición van a defender en el pleno que la Corporación celebre el jueves una proposición, que incluye una ordenanza de animales completa, que inicie la modificación de este reglamento municipal, cuyo cambio se pretende desde hace años sin que se haya conseguido hasta el momento. Representantes del PSOE, Cambia Logroño, Ciudadanos y PR+ han comparecido para explicar el proyecto de norma que van a aprobar, dado que sus votos suponen la mayoría en la sesión plenaria, y que incluye las mociones sobre esta materia que han ido prosperando y que no se han puesto en marcha, como la creación de una oficina de bienestar animal, la creación de un carné para los cuidadores de gatos o las medidas que tiendan a lograr el 'sacrificio cero' en un plazo de tres años.

Los portavoces de los grupos recordaron que, pese a que han trabajado con el gobierno local durante años para sacar adelante un texto consensuado, éste nunca ha llegado y han entendido que ya es hora de iniciar un proceso que no se verá interrumpido por el cambio de mandato. Una vez que esta proposición pase el jueves por el pleno, la ordenanza debería ir a aprobación inicial y, luego a exposición pública, indicaron. Para ellos, la sensibilidad en este tema ha cambiado significativamente en los últimos años y urge dar respuesta.

Entre otras cuestiones, la proposición de ordenanza recoge que los animales ingresados en el centro de acogida por maltrato puedan ser cedidos a las asociaciones protectoras, que en los domicilios haya como mucho cinco animales domésticos sin que se pueda incrementar el número sacando una licencia de actividad o, respecto a los animales potencialmente peligrosos, se identifica el catálogo a la norma nacional por lo que se elimina la lista local, que incluía más razas.

Para alcanzar el objetivo del 'sacrificio cero', solicitado reiteradamente a través de los presupuestos participativos, se prevé un plazo de tres años revisable cada año. Mientras se alcanza, se establece un plazo de tres meses en el centro de acogida para los animales cedidos por su propietario, si bien durante este tiempo «se intentará por todos los medios su posible cesión, acogida temporal o adopción». También se contempla que el Ayuntamiento desarrolle actuaciones de tenencia responsable de animales de compañía a través de microchipado y control de cría, campañas de promoción de la adopción, de esterilización o de apadrinamiento.