«Completar el soterramiento no debe ser ahora mismo la prioridad para Logroño»

José María Ezquiaga, este miércoles en Logroño. /Jonathan Herreros
José María Ezquiaga, este miércoles en Logroño. / Jonathan Herreros

José María Ezquiaga, el urbanista y redactor del avance del futuro Plan General presentó en Logroño algunas de sus líneas maestras

Pablo Álvarez
PABLO ÁLVAREZLogroño

Si hubiera que elegir el documento más importante para el futuro de una ciudad, sin duda sería el Plan General de Ordenación Urbana el elegido. El PGOU no es sólo un plano de calles, edificios y carreteras. De su normativa, de sus líneas y de su filosofía general emana la ciudad que es y en laque se quiere convertir. Su elaboración, así, es larga y complicada. Más si hay una crisis de por medio: el equipo de José María Ezquiaga lleva ligado al PGOU logroñés desde 2007, con un parón debido a la crisis a partir de 2010. El miércoles, el urbanista y sociólogo presentó las líneas maestras preliminares (el 'avance') de la revisión del plan logroñés a grupos políticos, empresarios y arquitectos.

La línea general: «Un concepto menos expansivo y más centrado en la consolidación de lo existente», olvidadas ya las veleidades expansivas de principios de siglo. Y aprovechando los cambios que el urbanismo como disciplina ha vivido en los últimos años, con un cambio de foco hacia la sostenibilidad (y la experiencia de años de quebrantos) que ha de notarse en el planeamiento de Logroño.

Y a partir de ahí, muchos aspectos que tratar, que opinar, que cambiar, de un plan al que aún le queda mucho recorrido y mucho trámite por delante.

«Estamos en una etapa de readaptar la ciudad de manera que el automóvil no sea la prioridad» Movilidad

La degradación del casco «En Logroño la situación no es irreversible»

«El interior de la ciudad es precisamente donde el Plan General puede ser más útil. Este avance lo que plantea es el cambio de un sistema más expansivo a otro de consolidación y de regeneración urbana. La prioridad debe estar en el tema de la cohesión social, porque en el centro urbano conviven problemas de declive de espacios (tiendas cerradas, viviendas en mal estado) con un proceso de deterioro de la propia población, por envejecimiento, de declive económico. Ojo, ciudades que nos parecen modélicas, como Vitoria, tienen un problema muy grave que ha obligado a invertir enormes cantidades de dinero en superar la marginación de su centro histórico con respecto al ensanche. En Logroño la situación no es irreversible, porque el centro sigue siendo el centro. Parece una 'tontología' lo que estoy diciendo, pero en otras ciudades se ha creado un centro alternativo al histórico, como Bilbao, y en Logroño no se ha dado».

«La circunvalación invita a ser convertida en un bulevar o a soterrarla completamente» Ronda sur

En verde «El río es la acción estrella del futuro plan»

«Si consideramos la integración del ferrocarril en el sur y el río en el norte, el gran conjunto de la ciudad quedaría entre dos grandes zonas verdes. Eso se complementa con un salpicado de espacios públicos ya existentes, que mediante una mejora de la vialidad, una arborización todavía más intensa y la reducción del tráfico de automóviles, puede convertirse en una malla verde. El río en su conjunto está identificado como la acción estrella del futuro plan».

«La prioridad en el centro de la ciudad debe estar en el tema de la cohesión social» Casco Antiguo

La 'zanja' de la circunvalación «La ronda sur invita a soterrarla o nivelarla»

«Casi todas las acciones que se planificaron pensando sobre todo en el coche han envejecido más rápidamente. Estamos en una etapa de readaptar la ciudad de tal manera que el automóvil no sea la prioridad, y venimos de otra en la que las ciudades se adaptaron para que el automóvil sea más eficiente. En aquel momento, el tema de que la circunvalación fuera soterrada parecía lo más funcional. La situación que tiene la ronda sur invita a una de dos soluciones: convertirla en un bulevar urbano a nivel, o soterrarlo completamente en túnel. Pero esto último sería enormemente costoso y, lo primero, sin otras medidas de tráfico, convertiría la ronda en un elemento de congestión».

¿Seguir el soterramiento? «Hay otras prioridades más a corto plazo»

«Urbanísticamente, a Logroño le interesa terminar las fases 2 y 3 del soterramiento. El tema es que estas dos fases ya no tienen posible financiación con suelos ferroviarios, con lo cual tendrían que ser asumidos sobre la base de inversión pública sin compensación posible. Y eso lo va a hacer más costoso cuando hay menos recursos. Ahora mismo no me atrevería a decir que debiera ser la prioridad, hay otras prioridades (como el cierre de ronda por el noroeste, o el río) que pueden beneficiar más a corto plazo la calidad de vida de los ciudadanos que las fases que quedan del soterramiento. Aunque es lógico que habiéndose cerrado ya una parte importante, el tema debe completarse».

Reducir el tráfico «No es necesario peatonalizar todo el centro histórico»

«Asumimos el Plan de Movilidad Sostenible, que tiene muchas acciones muy interesantes, en la línea de lo que están haciendo las ciudades europeas de un tamaño parecido. Hay una tendencia imparable a que los centros urbanos sean principalmente calles de preferencia para residentes, en cuanto a aparcamiento o circulación. Ambas cosas o al menos el aparcamiento. Eso no significa peatonalizar el centro histórico, no todo él ni mucho menos».

Carriles bus Una «zeta» Gran Vía-Vara de Rey-Avenida de la Paz

«En compensación a la reducción de tráfico en el centro debe haber un fortalecimiento de los recorridos de los autobuses. Necesitamos un aumento de la frecuencia de líneas de autobuses, y el planteamiento paulatino de carril bus en la ciudad. Por ejemplo, planteamos una especie de 'zeta' entre Gran Vía, Vara de Rey y Avenida de la Paz, con carril bus. Así ya se conectaría gran parte de la ciudad con unas líneas que serían mucho más fluidas, porque ya no tendrían que competir con el automóvil. La tendencia imparable es que el automóvil pierde territorio, el asfalto pierde territorio, en beneficio de peatones y transporte público en las calles del centro. Eso reduce la accesibilidad en automóvil privado, y debe haber una compensación con mayor frecuencia de los autobuses. Pero la escala de Logroño permite acceder al centro caminando desde aparcamientos en un entorno perimetral».

La bicicleta «Sugerimos una amplia red de carriles bici»

«Nosotros sugerimos una red bastante amplia de carriles bici en el centro, pero sobre todo en la periferia. En cambio, en el centro la bicicleta es importante, pero muchas de las calles del núcleo central son de circulación peatonal, tienen una escala de distancias peatonales, donde la bicicleta no gana tanto. En cambio, en el ámbito de los nuevos desarrollos, sí. Moverse desde la periferia sur hacia el centro es factible, la distancia no es mala; el problema puede ser el clima en algunos meses de invierno, pero tiene una escala buenísima. No digo que Logroño sea Ámsterdam, pero está más cerca de Ámsterdam de lo que Madrid lo está».