El Ejecutivo de Andreu subirá los impuestos de Patrimonio, IRPF y Sucesiones

Andreu, Romero, Ocón, Moreno y Mendiola, tras rubricar el acuerdo. /Juan Marín
Andreu, Romero, Ocón, Moreno y Mendiola, tras rubricar el acuerdo. / Juan Marín

El Gobierno de Andreu pretende recuperar el impuesto íntegro de Patrimonio e incrementar el tipo del Impuesto sobre la Renta para rentas altas | El Impuesto de Sucesiones y Donaciones verá reducida su actual deducción del 99% al 50% para bases liquidables de más de 400.000 euros

Nuria Alonso
NURIA ALONSOLogroño

Más allá de propuestas programáticas de diversa índole, el acuerdo de gobernabilidad suscrito este miércoles por las fuerzas de izquierda contiene varios elementos que tocarán el bolsillo de los ciudadanos. Al menos, esa es la intención que proclama el documento público del acuerdo, en cuyo punto número siete remite a las medidas económicas y de política fiscal que pondrá en marcha el futuro Ejecutivo liderado por la socialista Concha Andreu, bajo el título de 'Por una política fiscal justa, progresiva y redistributiva'.

Como medidas fiscales concretas, el Gobierno de Andreu pretende recuperar el impuesto íntegro de Patrimonio e incrementar el tipo del Impuesto sobre la Renta al 25% para rentas de más de 60.000 euros y al 27% a partir de 120.000 euros.

Tampoco se librará el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que verá reducida su actual deducción del 99% al 50% en los grupos I y II para bases liquidables de más de 400.000 euros. Sin embargo, anuncian que mantendrán las actuales deducciones por empresa familiar en La Rioja y vivienda habitual con los requisitos y compromisos existentes.

Estas medidas vienen argumentadas en su inicial declaración de intenciones, en la que el documento reitera que «la política fiscal de los gobiernos del PP de rebajar los impuestos a los que más capacidad económica tienen» han provocado que sean «las clases medias y trabajadoras las que han sostenido fiscalmente el peso de la crisis a costa de un deterioro importante de nuestros servicios públicos fundamentales». Por eso, reclama como necesario «hacer una política fiscal justa y progresiva, y que luche de manera eficaz contra el fraude fiscal». Asimismo, mantiene que La Rioja debe al menos contener el nivel de financiación que tiene en relación al resto de las Comunidades Autónomas, lo que se conoce como su 'estatus quo', como mejor garantía de que 'La Rioja cuenta'«.

Conscientes del déficit y de la elevada deuda de nuestra Comunidad Autónoma, los firmantes asumen que han de «reducir los gastos innecesarios o suntuarios e incrementar los ingresos que garanticen la calidad de los servicios públicos y la inversión al desarrollo productivo«. No menos importante consideran »impulsar un nuevo sistema de financiación local que garantice la igualdad de trato en todos los municipios de La Rioja, cambiando el modo de actuar de los últimos 24 años«.