SIGRE pone en marcha una campaña de reciclaje de medicamentos en La Rioja

SIGRE pone en marcha una campaña de reciclaje de medicamentos en La Rioja
Alfredo Iglesias

Con el lema «Gracias por echar una mano», la iniciativa tiene como objetivo informar sobre el correcto tratamiento de los envases y los restos de medicamentos

LA RIOJALogroño

La entidad SIGRE ha lanzado hoy en La Rioja una nueva campaña de concienciación enfocada a sensibilizar al ciudadano sobre la necesidad de colaborar en el correcto reciclado de los envases vacíos o con restos de medicamentos, informa Efe.

«Gracias por echar una mano» es el lema en el que se apoya esta campaña que trata de hacer énfasis en la importacia que tiene, para la salud pública y el medio ambiente, reciclar correctamente los envases de medicamentos, caducados o que ya no se necesiten.

También se ha reconocido la colaboración de los ciudadanos para cerrar adecuadamente el ciclo de vida del medicamento y la contribución de cada uno de los agentes del sector farmacéutico.

Asimismo, se ha recalcado los dos objetivos princiaples por los que SIGRE y que se hacen presentes ene sta campaña. Por un lado, un objetivo medioambiental, con el fin de evitar que estos residuos se tiren a la basura o se arrojen por el desagüe, con el riesgo de contaminación del suelo, el agua, los ríos o los ecosistemas; y otro sanitario, para retirar de los hogares los medicamentos caducados, en mal estado de conservación o los restos de tratamientos ya finalizados para evitar problemas derivados de un uso inadecuado de los mismos.

Con respecto al primero de los objetivos, según sus datos, el 97 % de los ciudadanos riojanos considera que tirar los restos de medicamentos a la basura o por el desagüe perjudica «bastante o mucho» al medio ambiente; y, en relación al segundo, ha destacado que en nueve de cada diez hogares de La Rioja se revisa el botiquín con cierta regularidad.

Un hábito que, han insistido, cobra una especial relevancia si se tiene en cuenta que en el 95 % de las ocasiones en las que se revisa el botiquín, se retira algún medicamento caducado o en mal estado de conservación.

Además, el 87 % de los ciudadanos considera que automedicarse con medicamentos sobrantes de tratamientos prescritos por el médico y almacenados en el botiquín doméstico puede entrañar algún riesgo para su salud.