Revolución en las listas del PP al Senado

Revolución en las listas del PP al Senado

González, Merino y Ortega reemplazan a Antoñanzas, Mendiola y Pérez Pastor | Carlos Yécora, director general de Carreteras, número 2 al Congreso

Jorge Alacid
JORGE ALACIDLogroño

Ana Lourdes González (presidenta del Parlamento), Javier Merino (concejal del Ayuntamiento de Logroño) y Rosa Ortega (edil en Calahorra) forman la revolucionaria candidatura que el Partido Popular presentará al Senado en las próximas elecciones generales del 28 de abril. Así lo ha confirmado esta tarde su formación, que ha ido divulgando en los últimos días la identidad de los distintos candidatos tanto a las generales (Cuca Gamarra lidera la lista al Congreso) como locales, con la sorprendente irrupción de Conrado Escobar como número uno en lugar de la actual alcaldesa. En diciembre, José Ignacio Ceniceros ya fue proclamado como candidato al Gobierno regional.

Si la noticia puede tildarse de revolucionaria, no es tanto en atención a la trayectoria de los tres elegidos (muy vinculados a la historia reciente del PP), sino porque todos ellos son novedad en la candidatura. Ninguno tiene experiencia en Madrid, salvada sea González, quien ocupó el cargo de senadora, bien que en representación del Parlamento autonómico, entre los años 2011 y 2015. Persona de confianza de Ceniceros, su inclusión en la candidatura a la Cámara Alta permite todo tipo de lecturas respecto a su potencial incorporación a otra lista pendiente: la que concurrirá a las elecciones regionales.

También Ortega forma parte del grupo de incondicionales del presidente del partido. De hecho, sólo ella y el exalcalde Javier Pagola se significaron por Ceniceros en el congreso de Riojaforum, donde derrotó a Gamarra, apoyada significativamente por la plana mayor del PP calahorrano, con su alcalde, Luis Martínez Portillo, al frente. Desde entonces, Ortega ha pasado al ostracismo en las tareas municipales, mientras por el contrario conservaba su buena relación con el aparato del partido, que premia su fidelidad con un puesto en la lista al Senado.

Si la mano de Ceniceros se observa en los dos nombres arriba citados, el caso de Merino es singular. Mano derecha de Gamarra en el Ayuntamiento, se beneficia no sólo de esa vinculación de privilegio a la alcaldesa, muy reforzada a los ojos de Génova desde que Pablo Casado la incorporó a su equipo tras imponerse en las primarias. De hecho, Gamarra se ha permitido el lujo de postularse en diciembre como alcaldable y ahora, como número uno al Congreso, de donde se deduce la creciente influencia que ejerce en la dirección del PP nacional. Donde el propio Merino cuenta con sus propios apoyos, en la persona del líder máximo: fue uno de los primeros dirigentes del PP riojano en decantarse a favor de Casado en su pulso con Soraya Sáenz de Santamaría y Dolores de Cospedal. De donde nace una corriente de afecto, vinculada a sus inicios más o menos coincidentes en el tiempo, entre Casado y el concejal logroñés que justifica su inclusión en la candidatura.

Yécora, el 'número 2' de Cuca Gamarra

El PP ha desvelado también, luego de la reunión de su comité electoral celebrada esta tarde en Logroño, quiénes acompañarán en la lista para el Congreso de los Diputados a Cuca Gamarra: será Carlos Yécora, hasta ahora director general de Carreteras del Gobierno de La Rioja. Toda una sorpresa. Se trata de una joven promesa de la política regional, colaborador en la Consejería que preside Carlos Cuevas. La secretaria Formación de Nuevas Generaciones, Marta Fernández Cornago, será la número 3, y el concejal de Autol Aberto Cristóbal, el número 4

¿Y Pedro Sanz?

El comunicado del PP no menciona nada respecto al senador autonómico Pedro Sanz, el cuarto miembro que el partido tiene ahora mismo en la Cámara Alta, además de los votados en las últimas generales, María Teresa Antoñanzas, Francisca Mendiola y José Luis Pérez Pastor.

El futuro del expresidente, toda una incógnita, queda ahora en entredicho: sólo si su partido le repesca para la candidatura al Parlamento regional podría repetir como senador autonómico en el caso de que el PP lograra la mayoría en la Cámara. De lo contrario, sólo le quedan una salida, aunque remota: el Europarlamento.

Una situación semejante, salvadas las distancias, a la que protagoniza el otro gran ausente del listado de candidatos divulgado esta noche por el PP: Emilio del Río. Quien ve comprometido su futuro político, toda vez que parece imposible que regrese a la política regiona. Como en el caso de Sanz, su destino sólo puede pasar por Europa. Donde el hueco en la lista se paga muy caro.