«Aún hay muy pocas mujeres directivas»

«Aún hay muy pocas mujeres directivas»

Directora general de Quimibérica

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

A través de un firma de renombre internacional en el mundo del motor y con la marca de ésta, los productos de Quimibérica están a punto de llegar a Centro y Sudamérica, lo cual abre el panorama exterior de esta firma riojana, que hasta ahora alcanzaba a algunos países europeos, de forma notable. Teresa Jaúregui, su directora general, ya ha recibido el homenaje de la casa por sus más de veinticinco años de servicio en la misma, cuenta ella. El origen de la firma es familiar. Su padre, Antonio, la fundó allá por 1960. Ella llegó con 23 años y empezó a conocer todos los departamentos de la empresa. Recuerda ahora los continuos viajes con su progenitor de aquellos primeros tiempos y los madrugones que le conllevaban. «Fue a base de demostrar, demostrar y demostrar», señala ella. Rondaría los 36 cuando recogió el testigo: «Deposita su confianza en mí, me da plenas facultades para llevar la empresa».

Quimibérica gira en torno a todo lo que necesita un vehículo en lo que a productos químicos se refiere. «Eran temas que hace años llevaban los hombres, las mujeres tampoco conducían tanto y, si acaso, no se preocupaban de los cambios del coche. Así, era un mercado totalmente masculino, en eso y en todos los derivados. Hasta que la mujer ha empezado a formar parte de la organización de las empresas del sector en puestos como la gerencia, la dirección de departamentos... ha costado. Aún hoy te encuentras con muy pocas mujeres. Estaremos en una proporción de 80-20. Y más en empresas grandes, en multinacionales, no en empresas como la mía, de tipo familiar. Nosotros vamos a autorrecambios, gasolineras, talleres, este tipo de cosas, solo te encuentras hombres».

EMPRESA

-
Quimibérica
Qué
Fabrica, envasa y comercializa más de 200 productos químicos para automoción, industria y agricultura.

Su caso ha sido, durante tanto tiempo, tan raro, que cree que le ha abierto puertas en el sentido de que, precisamente por extrañeza, la han escuchado. Y los 'no' a sus propuestas tampoco han sido rotundos, sino más sutiles y educados. «A mí me han dejado las puertas más abiertas».

En unos días, se irá a una de las ferias más importantes de su sector. «Sigue habiendo ese reclamo de la mujer», apunta, para indicar que «los que venden mantenimiento, piezas, tunnig... vas a cualquier estand y tienes a las dos mujeres de lo más sexis, espectaculares. Nosotros, no. Nosotros vamos muy discretos y muy monos», cuenta también.

En cualquier caso, insiste en que es un mundo bonito, no exento de sus momentos difíciles porque el precio y el plazo han pasado a importar más que la calidad y el servicio. En su caso, se ha optado por diversificar y el acceso al mundo de la agricultura, las obras públicas, la industria... «Y hemos sido bastante pioneros apostando también por la jardinería», refiere.