«¡A Pamplona hemos de ir!»

Logroño. Muchos jóvenes salen desde la estación de autobuses de Logroño en dirección a Pamplona. /Miguel Herreros
Logroño. Muchos jóvenes salen desde la estación de autobuses de Logroño en dirección a Pamplona. / Miguel Herreros

Cientos de riojanos, concienciados contra la violencia machista, se desplazan a Pamplona para disfrutar de unas fiestas de San Fermín marcadas por la polémica sentencia de 'La Manada'

JAVIER ARMAS/M.I.

Desde que el literato Ernest Hemingway escribiese su famosa 'Fiesta', millones de personas se acercan hasta Pamplona para disfrutar de las festividades más concurridas del panorama nacional e internacional. Los protagonistas de San Fermín siempre han sido los encierros, los jóvenes y, no tan jóvenes, que se acercan hasta la capital de Navarra y, claro está, el alcohol, siempre con un consumo moderado. Pero, en los últimos años, tras el caso de 'La Manada', hay un protagonista «indeseado»: la violencia machista.

Más

La vestimenta es la de siempre, a pesar de que se ha intentado cambiar para reivindicar el feminismo que está teniendo un papel relevante este año: ropa blanca, pañuelo y faja roja para echarse a las calles de la principal ciudad navarra. En mitad de la tradicional marea roja y blanca del inicio de San Fermín hubo pocos pañuelos morados representando muestras particulares de rechazo a las agresiones sexuales, y las camisetas negras de luto, una apuesta de diferentes organizaciones, fueron una minoría que pidió «unas fiestas sanas y seguras para todos».

Las faltas de respeto hacia la mujer son habituales en este tipo de aglomeraciones, ya que, como reconoce María, una joven que se dirige a la ciudad pamplonica, «los agresores, no sólo violadores, se esconden entre la multitud y no debería permitirse». Durante los nueve días que duran las fiestas, muchos jóvenes no hacen otra cosa que abusar de las bebidas alcohólicas y, aunque no sirva como excusa, son un claro desencadenante de comportamientos ofensivos.

Para ayudar a frenar este tipo de actuaciones, se han dispuesto diversos elementos de actuación. Entre ellos destaca una aplicación digital para denunciar posibles agresiones sexuales, creada por el Ayuntamiento, llamada 'AgreStop'. También hay otras directrices para que los cuerpos policiales estén más atentos en el caso de que ocurriera algún acto violento.

Desde Logroño y a lo largo de toda la semana, partirán diferentes autobuses llenos de logroñeses para disfrutar del día y la noche sanferminera. Muchos son los jóvenes que salen con la ilusión de pasar el día allí y deleitarse con los diferentes actos entre los más de 500 que tendrán lugar estos días.

Calahorra. El blanco y el rojo predominaron en la estación de autobuses calagurritana. :: I. Álvarez
Calahorra. El blanco y el rojo predominaron en la estación de autobuses calagurritana. :: I. Álvarez
Arnedo. Vecinos de la ciudad del calzado madrugaron ayer para viajar hasta Pamplona. :: E. pascual
Arnedo. Vecinos de la ciudad del calzado madrugaron ayer para viajar hasta Pamplona. :: E. pascual
lAlfaro. Los alfareños partieron hacia la capital navarra en horario vespertino. :: E.P.
lAlfaro. Los alfareños partieron hacia la capital navarra en horario vespertino. :: E.P.
Cervera del Río Alhama. Esta cuadrilla celebra siempre un almuerzo en honor a San Fermín. :: s.s.j.
Cervera del Río Alhama. Esta cuadrilla celebra siempre un almuerzo en honor a San Fermín. :: s.s.j.

Decenas de arnedanos se acercaron en la jornada de ayer a disfrutar del ambiente de las fiestas de San Fermín a bordo de los tres autobuses fletados por la peña Lubumbas. Demostrando que cada vez gusta más vivir las fiestas pamplonicas de día, dos de los autobuses partieron a las 10 de la mañana desde la estación arnedana para que vecinos de todas las edades se sumergieran en su ritmo festivo. Tras todo un día de jolgorio, el regreso lo tenían previsto para la medianoche. A esas horas ya iba a llegar el tercer autobús organizado por la peña Lubumbas, con unos viajeros más jóvenes que salieron de Arnedo a las 21 horas para regresar esta mañana sobre las 9, después del encierro.

Desde Alfaro, el Ayuntamiento organizó ayer a Pamplona el primer destino del programa 'Voy y vengo seguro', que viajará este verano a diversas fiestas vecinas. Varias cuadrillas llenaron por completo el autobús que salió desde la estación alfareña a las 21 horas dispuestas a disfrutar de una larga noche de alegría en las calle pamplonesas, con regreso también después del encierro de hoy, informa Ernesto Pascual.

En Calahorra, numerosos jóvenes optaron anoche por desplazarse a las fiestas de San Fermín en el autobús del programa 'Voy y vengo', que pone a disposición el Ayuntamiento para disfrutar de las celebraciones de localidades cercanas. Ataviados con la indumentaria propia de las fiestas de Pamplona, el pañuelo rojo al cuello y la ropa blanca, dejaron Calahorra a las nueve de la noche para regresar después del encierro. Muchos repetían la experiencia de otros años, ya que el desplazamiento en autobús les permite disfrutar y viajar con seguridad a las fiestas más internacionales de España, informa Isabel Álvarez.

 

Fotos

Vídeos