La despedida de Francis: «Un manantial de amor inagotable»

La despedida de Francis: «Un manantial de amor inagotable»

El cocinero se despide de la matriarca de la familia, fallecida esta noche, con un emocionante menaje en las redes sociales

LA RIOJALogroño

Francis Paniego, el cocinero de las tres estrellas Michelín, nunca dejó de reconocer el legado que recogía de su madre, Marisa Sánchez. Por eso, al anunciar su muerte esta madrugada, en un mensaje de Instagram, Francis lloraba la muerte de una madre, pero también la de una mujer que, al fin y al cabo, logró convertirse «en la madre de muchos, que pensaban en tus guisos como los de su propia madre».

Éste es el texto de la despedida de Francis Paniego:

- - - - - - - - - - - - -

«Hoy poco después de la media noche, mi madre Marisa, ha fallecido en el hospital San Pedro de Logroño de muerte natural, acompañada de su marido y rodeada por sus hijos y todos sus nietos.

Con una pena enorme mamá, nos despedimos de ti. El amor a raudales, que has sido capaz de darnos y de dar a cuantos se acercaban a ti, se trasmitía de manera natural a tu trabajo.

La vida te ha dado muchas cosas, pero también te las quitó y nunca por eso dejó de salir de ti, ese amor infinito y ese sentido del humor tan maravilloso

Mamá, en la cocina has conseguido algo único, convertirte en la madre de muchos, que pensaban en tus guisos como los de su propia madre.

La vida te ha dado muchas cosas, pero también te las quitó y nunca por eso dejó de salir de ti, ese amor infinito y ese sentido del humor tan maravilloso.

Hasta el último minuto ha brotado de ti un manantial de amor inagotable, que nos inunda y nos llena.

Gracias madre y damos gracias a la vida, por habernos dado el privilegio de ser hijos y nietos tuyos.

Descansa en paz mamá y cuídanos desde allí arriba.«

Hoy poco después de la media noche, mi madre Marisa, ha fallecido en el hospital San Pedro de Logroño de muerte natural, acompañada de su marido y rodeada por sus hijos y todos sus nietos. Con una pena enorme mamá, nos despedimos de ti. El amor a raudales, que has sido capaz de darnos y de dar a cuantos se acercaban a ti, se trasmitía de manera natural a tu trabajo. Mamá, en la cocina has conseguido algo único, convertirte en la madre de muchos, que pensaban en tus guisos como los de su propia madre. La vida te ha dado muchas cosas, pero también te las quitó y nunca por eso dejó de salir de ti, ese amor infinito y ese sentido del humor tan maravilloso. Hasta el último minuto ha brotado de ti un manantial de amor inagotable, que nos inunda y nos llena. Gracias madre y damos gracias a la vida, por habernos dado el privilegio de ser hijos y nietos tuyos. Descansa en paz mamá y cuídanos desde allí arriba.

A post shared by Francis Paniego (@francispaniego) on

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos