Cuevas planteará este miércoles al director de la DGT más flexibilización para camiones en la N-232

Un camión circula por la AP-68 a la altura de Haro. :: sonia tercero/
Un camión circula por la AP-68 a la altura de Haro. :: sonia tercero

Más de 700 empresas han formalizado su adhesión a la Plataforma de Afectados por el desvío obligatorio de camiones a la AP-68

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

El consejero de Fomento se reunirá este miércoles en Madrid con el director general de la DGT, Pere Navarro, para plantearle una mayor flexibilización de los camiones que salgan a repostar y comer en la N-232 para que no tengan que regresar a la autopista por el mismo peaje por el que salieron -como así deben hacer en la actualidad- y puedan acceder de nuevo a la AP-68 por la siguiente salida en el sentido de la marcha, es decir, que no se vean obligados a retroceder.

Este es el planteamiento que trasladará a Navarro, con el que se reunirá por primera vez desde que fue nombrado director general de Tráfico, y que responde a las reivindicaciones tanto de los transportistas como de los hosteleros de los establecimientos de la N-232.

En la actualidad más de 700 empresas riojanas, dedicadas al sector industrial, han formalizado su adhesión a la Plataforma de Afectados por el desvío de camiones de la N-232, integrada por los negocios de hostelería, estaciones de servicio y talleres que jalonan la N-232 a lo largo de sus 150 kilómetros de recorrido por La Rioja. Estas más de 700 industrias, que cuentan con unos 6.500 trabajadores, han plasmado sobre el papel su apoyo a este colectivo para intentar alcanzar diferentes fines, como, según informaron en una nota de prensa, instar a las autoridades a que se desdoble la N-232, única vía gratuita que vertebra La Rioja de este a oeste.

Hasta entonces, apelan a una flexibilización en el desvío de camiones de la N-232 a la AP-68. Una medida necesaria para el correcto desarrollo de sus negocios, «ya que el aumento de kilómetros que los transportistas se ven obligados a realizar está lastrando la competitividad de sus empresas» por el incremento de los costes que está suponiendo en sus cuentas de explotación. Creen, además, que permitir a los vehículos pesados abandonar la AP-68 en la salida más cercana a su destino en el sentido de la marcha no sólo no comprometería la seguridad vial en la N-232 sino que supondría una notable mejora en el desarrollo económico del conjunto de la industria riojana.

Finalmente, este grupo de empresas exige que La Rioja se equipare en materia de infraestructuras al resto de regiones de España, principalmente a las limítrofes, ya que todas ellas cuentan con una vía de alta capacidad gratuita, lo que entienden que, sumado a otros aspectos, el crecimiento económico de estas regiones esté siendo notablemente superior al de nuestra comunidad. En definitiva, estas industrias creen que este desvío obligatorio de camiones «no ha hecho más que aumentar la desigualdad con la que estas empresas han de luchar en comparación con otras ubicadas en otras comunidades mucho mejor dotadas en materia de infraestructuras que La Rioja».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos