Un camionero con mucha carga

El camionero denunciado, ante el vehículo que conducía/Guardia Civil
El camionero denunciado, ante el vehículo que conducía / Guardia Civil

La Guardia Civil sorprende en la 232 a un conductor profesional con una tasa de alcohol seis veces superior a la permitida

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

Fue el pasado miércoles, 3 de octubre, pero la Guardia Civil informó ayer de los hechos. Aquella jornada, una patrulla del Sector de Tráfico de La Rioja se desplazaba por la carretera Nacional 232 realizando su servicio habitual cuando los agentes se percataron de que algo raro sucedía con un camión articulado, un vehículo de 40 toneladas que circulaba de manera irregular.

Después de darle al conductor las oportunas indicaciones, el camionero se detuvo finalmente a la altura del kilómetro 380 de la concurrida vía, en el término municipal de Ausejo. Cuando descendió de la cabina, los agentes se dieron cuenta de que el problema no era tanto el vehículo como el estado del conductor.

La patrulla de la Guardia Civil sacó el etilómetro para comprobar si conducía bajo los efectos del alcohol y le pidieron que soplara. Su techo era bajo, toda vez que los conductores profesionales no pueden superar el límite legal establecido en 0,15 miligramos por litro, una cifra inferior al del resto de conductores (0,25 miligramos por litro). El resultado, como intuían, fue positivo y arrojó una tasa de 1,03 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, es decir, más de seis veces superior a la máxima permitida.

El denunciado se podría enfrentar a una pena de cárcel de 3 a 6 meses y a la pérdida del carné entre uno y cuatro años

Multirreincidente

No era la primera vez que este conductor era sorprendido por la Guardia Civil infringiendo las normas de tráfico, recuerda la Guardia Civil en una nota de prensa. El implicado, que es un varón de 53 años de edad y vecino de Logroño, es multirreincidente en estos delitos (siempre por activar las alarmas de los etilómetros en los que ha soplado). Tras completar las oportunas gestiones, las actuaciones han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.

La Guardia Civil, explica la nota, ha instruido diligencias penales contra el conductor como presunto autor de un delito contra la Seguridad Vial. En este caso, de ser hallado culpable, el delito se podría traducir en una pena de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. No solo eso. En caso de que la justicia le encuentre culpable también perderá el carné de conducir por un tiempo de entre 1 y 4 años.

LOS DATOS

uVehículos controlados
9.736.
uConductores
Sí usan el cinturón 9.664 (99,3%); no lo utilizan 72 (0,7%).
uPasajeros
Sí lo llevan puesto 9.478 (99,3%); no lo utilizan 65 (0,7%). De ellos, 1.820 son pasajeros menores de edad obligados a llevar un sistema de retención. Lo llevaban 1.805 (el 99,2%) mientras que no utilizaban cinturón o SRI 15 (0,8%).

No es la primera vez que la Nacional 232 registra una incidencia por hechos similares. Una de las más graves tuvo lugar en diciembre del 2016 cuando un camión cargado con orujo de oliva embistió a una hilera de vehículos que circulaban a velocidad reducida a causa de unas obras en el kilómetro 393 de la carretera N-232, a la altura del polígono El Sequero de Agoncillo. Aquel accidente se saldó con doce heridos (dos de ellos bebés). El conductor dio positivo en el test de consumo de drogas.

137 denuncias en una semana por no utilizar el cinturón de seguridad

La Guardia Civil de Tráfico y las Policías Locales de Alfaro, Calahorra, Logroño y Santo Domingo de La Calzada desarrollaron entre el 30 de septiembre una campaña especial de control del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil que se saldó con una total de 137 denuncias.

Durante esa semana que duró la campaña se controlaron un total de 9.736 vehículos siendo masivo (99,3%) el uso del cinturón por parte de los conductores (se tramitaron 72 denuncias). Similares son las cifras entre los pasajeros: de los 9.543 controlados, tan solo no lo llevaban puesto 65, de los que 15 eran menores que no circulaban con un sistema de retención infantil acorde a su estatura (lo deben utlizar los que miden menos de 135 centímetros).