Brico Depôt abandona España y deja en el aire el futuro de la tienda de Las Cañas

Imagen de la cadena de bricolaje, en el centro comercial de La Cañas. :: juan marÍN/
Imagen de la cadena de bricolaje, en el centro comercial de La Cañas. :: juan marÍN

Mientras el grupo anuncia la búsqueda de «mercados más beneficiosos», el servicio de comunicación de la empresa asegura que «es pronto para hablar de medidas concretas»

Á. A. LOGROÑO.

El grupo británico Kingfisher, matriz de la cadena de tiendas de bricolaje Brico Depôt, anunció ayer su salida de España para ir a mercados «más beneficiosos», una decisión que deja en el aire el futuro de los cerca 50 trabajadores que, entre dependientes y personal de almacén, integran la plantilla de la planta del Centro Comercial Las Cañas. Los empleados se enteraron ayer mismo de la noticia del abandono del mercado español, aunque de momento desde el servicio de comunicación de la empresa se aseguraba que no se contemplan salidas y se daba por hecho que «las tiendas van a continuar funcionando normalmente». Una información que contrasta con las noticias publicadas por distintos diarios digitales nacionales que sí confirmaban el cierre de todas las tiendas en ciudades donde está implantada la marca Brico Depôt, también las de Rusia y Portugal. Desde el departamento de comunicación de la marca insistían en descartar este extremo al tiempo que reconocían que no hay ningún grupo empresarial que se vaya a hacer cargo de la compañía, al menos de momento.

«Actualmente, la decisión está en una fase inicial y, por tanto, es pronto para hablar de medidas concretas», explicaron fuentes de la cadena, que se limitaron a insistir en que es prematuro llegar a conclusiones y «nadie sabe qué puede pasar dentro de un año».

EN CLAVE

u15 años en Las Cañas
Brico Depôt abrió en el centro comercial de Viana (Navarra) su primera tienda española de bricolaje. Fue el 23 de octubre del 2003.
uSuperficie
6.000 metros cuadrados dedicados al bricolaje, reforma y construcción.
uVinculado a Carrefour
Brico Depôt es el tercer operador en bricolaje en Francia y está vinculado al Grupo Carrefour, propietario del hipermercado de Las Cañas.
uPlantilla riojana
Cerca de 50 empleados entre tienda y almacén.
uModelo de negocio
El modelo que sigue la cadena está inspirado en un concepto americano de tienda-almacén, «sencillo y simple».

La consejera delegada del grupo, Véronique Laury, justificó la decisión en el compromiso del grupo «con el plan de crear un negocio fuerte a largo plazo». «Esto nos permitirá aplicar nuestra estrategia con mayor enfoque y eficacia en nuestros mercados principales, donde contamos o podemos alcanzar una posición de liderazgo», señaló la ejecutiva. Brico Dêpot está presente en el mercado español desde el 2003, cuando abrió su primer establecimiento. Ahora cuenta con un total de 27 (y cuatro en Portugal) y más de 1.700 trabajadores entre ambos países.

En La Rioja la cadena compite con otra marca fuerte como Leroy Merlín. En su último ejercicio fiscal, logró un beneficio de poco más de dos millones de euros, aunque otras fuentes que citan a la propia Kingfisher aseguran que las ventas en España sufrieron en el 2017 un descenso del 5,5%. Con motivo de la inauguración en Viana, hace 15 años, sus directivos avisaron de que la expansión de este grupo en España estaba en manos del consumidor, ya que «nosotros somos humildes y es el público el que manda; conocemos su reacción en Francia y esperamos que en España sea parecida», fueron entonces sus palabras.

 

Fotos

Vídeos