Cs acusa al PSOE de «negociar a oscuras» sillones con Unidas Podemos

Cs acusa al PSOE de «negociar a oscuras» sillones con Unidas Podemos

«No sería comprensible para nadie que Cs no esté en la Mesa del Parlamento», avisa Pablo Baena

Teri Sáenz
TERI SÁENZLogroño

Después de la conformación de los ayuntamientos el pasado fin de semana, la siguiente escala en la negociación política tras el 26M pasa por el Parlamento de La Rioja. En juego están los cinco puestos de la Mesa, cuya presidencia se da por hecho que ocupará el PSOE. El resto sigue en el aire, aunque los mensajes provenientes de Martínez Zaporta y el protagonismo que reclama Unidas Podemos apuntan a que la formación de Raquel Romero asumirá uno de los asientos pese a contar sólo con dos diputadas y la legislatura pasada, con cuatro escaños, quedó fuera del órgano de gobierno del hemiciclo. En ese contexto, el puesto que ha venido ocupando Ciudadanos está más que en el aire ante un equilibrio de fuerzas que no exige su concurso para conformar una mayoría. El cabeza de lista de la formación naranja, Pablo Baena, ha advertido en esa dirección en la primera reunión de su grupo parlamentario antes de la puesta de largo de la Cámara el próximo jueves. «No sería comprensible para nadie que Cs no esté en la Mesa, máxime cuando Unidas Podemos forma grupo mixto y nosotros obtuvimos en las urnas una amplia representación», ha afirmado quien ejercerá como portavoz del partido en el Parlamento relevando en el cargo a Diego Ubis y lanzando a la vez una dura crítica al PSOE. «Está negociando a oscuras sillones solo con UP», ha censurado para cuestionar el «rodillo» que desde su punto de vista pretenden aplicar los socialistas apoyados en la coalición que integran Podemos, IU y Equo.

Sin acuerdo en los gobiernos municipales que acaban de conformarse, todo parece señalar que las relaciones entre PSOE y Cs siguen la misma tónica en el ámbito autonómico y el partido naranja puede mutar en sólo cuatro años para pasar de ser determinante en el Parlamento a desempeñar un papel residual. Un escenario que se traduciría en no estar presente en la Mesa después de haber disfrutado de la vicepresidencia primera, con la capacidad decisoria (y económica) que ello implica.

Más allá de esta circunstancia y la espera de los encuentros que puedan suceder a diferentes bandas de aquí al jueves, Baena ha avanzado que las primeras iniciativas parlamentarias de su grupo se centrarán en el impulso del pacto de infraestructuras consensuado en la anterior legislatura. «Vamos a hablar con el resto del Cámara para que las medidas incluidas en el texto se materialicen y no quedan en papel mojado», ha concluido.