La oposición acuerda modificar la figura del senador autonómico pese al PP

Sanz no estuvo presente en el debate sobre los senadores autonómicos. /
Sanz no estuvo presente en el debate sobre los senadores autonómicos.

El senador autonómico y diputado regional popular, Pedro Sanz, no ha estado presente en el hemiciclo del Parlamento cuando se debatía este asunto

LA RIOJA

El Parlamento de La Rioja ha acordado -con los votos a favor de PSOE, Podemos y Ciudadanos y en contra del PP- la toma en consideración de la proposición de Ley para designar al senador autonómico y establecer sus causas de cese y las relaciones con la Cámara autonómica que lo designe.

El senador autonómico y diputado regional popular, Pedro Sanz, no ha estado presente en el hemiciclo cuando se debatía este asunto, al igual que ha hecho en la primera parte del pleno, en la que la portavoz de Podemos, Ana Carmen Sáinz, ha preguntado por las últimas noticias judiciales sobre su chalé en Villamediana de Iregua.

además

Ceniceros, a favor de que los tribunales ordinarios juzguen a los políticos

El presidente del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros, se ha mostrado a favor de que los tribunales ordinarios sean los competentes en juzgar a los políticos y, por ello, el pacto de investidura con Ciudadanos (Cs) prevé la supresión de los aforamientos para todos los cargos públicos autonómicos. Ceniceros ha intervenido en el pleno para responder a la pregunta formulada por Diego Ubis, sobre si está a favor de que desaparezcan los privilegios de los políticos. El jefe del Ejecutivo regional ha descartado que los políticos tengan privilegios, ya que, en su opinión, el único privilegio es formar parte de las instituciones y poder servir a los ciudadanos.

El acuerdo de investidura con C's incluye la reforma del Estatuto de Autonomía para suprimir los aforamientos, por lo que ha instado a todos los diputados que forman parte de esa ponencia a que la agilicen para aprobar ese y otros cambios, "con el fin de que el Estatuto se ajuste a la transformación de la sociedad riojana y a las demandas de la ciudadanía". Ha destacado el compromiso del Ejecutivo de La Rioja por "asumir un código ético de buen gobierno, que pide actuar con transparencia, que impide cualquier conducta contraria a la dedicación al servicio público y que exige un criterio ajeno al interés particular". Por último, ha reiterado la apuesta decidida del Ejecutivo riojano por "la transparencia, la responsabilidad y rendición de cuentas" para que las instituciones sean "sólidas y eficaces y quienes ostentan el honor de dirigirlas actúen con lealtad y honestidad".

En su intervención, Ubis ha reconocido que "la justicia funciona, pero funcionaría aun mejor sin las injerencias de los políticos", ya que, según ha recordado, "los jueces son elegidos por políticos". Ha opinado que los aforamientos "alejan" a los políticos del resto de ciudadanos, por lo que no debe extrañar que estos declaren que han perdido la confianza en sus representantes.

Ubis ha recordado a Ceniceros que si hoy está sentado en ese sillón es gracias al acuerdo de investidura suscrito con C's, que incluyó la supresión de los aforamientos, entre otros asuntos. El portavoz de la formación naranja ha detallado que "hay otros privilegios, como el que se otorga a los senadores autonómicos, a quienes se les regala un escaño en la Cámara Alta sin pasar por las urnas". Así, ha recordado que el senador autonómico por La Rioja, el popular Pedro Sanz, quien no estaba presente en la sesión en ese momento, representa a toda esta Cámara regional y a toda "una pluralidad de riojanos, no solo a los que votaron al PP", por lo que ha dicho que en Ciudadanos se sienten "engañados".

Sin embargo, Sanz sí ha estado sentado en su escaño durante otros asuntos tratados en el pleno y ha tenido que correr por los pasillos para llegar a tiempo de la votación de la toma en consideración de esta última proposición de Ley, defendida por el portavoz de Ciudadanos, Diego Ubis, según informa Efe.

En su intervención, Ubis ha censurado que "el PP ha vuelto a demostrar que ni quiere ni apuesta por el cambio, la transparencia y la rendición de cuentas en las instituciones riojanas".

"El PP no quiere renunciar a los privilegios políticos que, hoy por hoy, la Ley de senador autonómico otorga", ha lamentado.

A su juicio, el Senado es "un refugio de corruptos", porque han sido senadores "el tesorero favorito del PP ha sido senador -en alusión a Luis Bárcenas- y también alguno de sus compinches en la trama Gürtel".

También ha criticado que Sanz no haya estado presente durante el debate de este asunto, ni siquiera para escuchar los argumentos de sus compañeros populares.

Por su parte, el portavoz parlamentario popular, Jesús Ángel Garrido, ha subrayado que "Sanz es un hombre que ha trabajado mucho por esta tierra y por los riojanos: treinta años desde que empezó en la dirección general de Bienestar Social".

Garrido ha recalcado que "La Rioja se ha transformado durante sus mandatos" como presidente autonómico y también "recibió el respaldo mayoritario de los riojanos, elección tras elección", por lo que, en ese sentido, "hay que ser agradecidos".

Ha cuestionado la constitucionalidad de esta Ley, mediante la que cual el Parlamento podrá revocar al senador autonómico, pero no establece "en base a qué fundamento".

Por su parte, el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista, Francisco Ocón, ha considerado "una falta de respeto a este Parlamento" que Sanz no estuviera presente durante un debate que "le afecta personalmente" y ha recalcado que la Cámara ya no tiene en él "la confianza para que sea su representante".

Ocón ha dicho que, al igual que el Parlamento riojano tiene la facultad de dar su confianza a un senador autonómico, también debe tener la facultad de retirarla, por lo que debe ser algo "reglado", como la moción de censura al presidente del Gobierno.

"Si Sanz no es capaz de dimitir como senador y no tiene la vergüenza de hacerlo" ha emplazado a Ceniceros a "tener la vergüenza de exigirla", ya que "será algo que le honre".

El diputado de Podemos Germán Cantabrana ha expresado sus "serias dudas" de que esta Ley "tenga algún efecto", ya que para él supone "un simple lavado de imagen para C's", aunque no van a "conseguir lavar el pacto suscrito hace dos años a favor de la regeneración, con el que solo consiguieron renovar un gobierno de 20 años".

Ha ironizado que al Grupo Parlamentario de C's le ha cogido el gusto a jugar al gato y al ratón con el PP, en este caso con el senador autonómico, quien está "directamente salpicado en pleitos con la justicia", por lo que C's se ve "arrastrado por esa inmensa ola de corrupción que afecta de arriba a abajo al PP".