Estupor en Alemania por un desfile de neonazis uniformados en este del país

Desfile en Plauen. /AFP
Desfile en Plauen. / AFP

En las imágenes difundidas por las redes sociales se escuchan consignas como 'Extranjeros, fuera' y otros gritos xenófobos

EFEBerlín (Alemania)

Un desfile de unos 300 neonazis, en actitud marcial, uniformados y portando antorchas por la ciudad de Plauen (este del país), coincidiendo con la jornada del Primero de Mayo, desató este jueves las críticas de la izquierda y de la comunidad judía de Alemania, que calificó la marcha de «terrorífica». Las imágenes recibidas desde esa ciudad del 'Land' de Sajonia recuerdan «el más oscuro capítulo de la historia alemana», denunció el presidente del Consejo Central de los Judíos de Alemania, Josef Schuster.

El grupo parlamentario de La Izquierda en ese estado federado, así como en las filas de los Verdes, se ha instado a esclarecer responsabilidades por la autorización de esa marcha, que discurrió entre un poderoso despliegue policial. Los hechos ocurrieron este miércoles, jornada en que había convocados un centenar de actos en todo el país, tanto las concentraciones sindicales propias del Día Internacional de los Trabajadores como las marchas de la izquierda radical -el llamado Primero de Mayo Revolucionario-, así como manifestaciones ultraderechistas.

El desfile de Plauen, una ciudad de 66.000 habitantes, había sido organizado por el grupo denominado 'Der Dritte Weg' -'El tercer camino'-, una agrupación fundada en 2013 en Baviera y establecida ahora en Sajonia. Unos trescientos seguidores de la organización se unieron a la marcha, todo ellos uniformados con una camiseta marrón y una inscripción en el pecho de aspecto militar.

La marcha iba encabezada por varios miembros tocando el tambor y flanqueada por individuos que portaban las banderas identificativas del grupo y antorchas. En las imágenes difundidas por las redes sociales se escuchan consignas como 'Extranjeros, fuera' y otros gritos xenófobos.

Varias imágenes del desfile. / AFP

Plauen es uno de los bastiones neonazis de Sajonia, un 'Land' donde el próximo septiembre se celebrarán elecciones regionales, en las que se pronostica un fuerte impulso para la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

La capital sajona, Dresde, fue la cuna del movimiento de los llamados 'Patriotas contra la Islamización de Occidente' (Pegida). En las pasadas elecciones generales, en septiembre de 2017, la AfD fue la fuerza más votada en ese 'Land', con un 27 %, casi 15 puntos por encima de la media nacional obtenida por ese partido.