Un 'brexit' abrupto impondría aranceles a vehículos españoles pero no a la huerta

May. / Reuters

La lista provisional del Gobierno británico afectaría al 18% de las actuales exportaciones de la UE

IÑIGO GURRUCHAGACorresponsal en Londres

El Gobierno británico no aplicará aranceles a la mayoría de productos exportados por España si Reino Unido se marcha de la Unión Europea el 29 de marzo sin acuerdo, según la lista provisional que ha publicado hoy el Ministerio de Comercio. El 87% de las importaciones actuales de la economía británica estarán exentas de cargas al menos durante un año. El 82% de las procedentes de la UE seguirán sin aranceles.

El anuncio de las nuevas tarifas llega un día después del segundo rechazo por el Parlamento del Acuerdo de Salida, que había sido modificado para favorecer su aprobación, y en el día en el que la Cámara de los Comunes votará una moción en la que se descarta la marcha de la UE sin acuerdo. Es previsible que alguna de las mociones que rechaza esa salida abrupta sea aprobada.

Los aranceles serán aplicados a automóviles importados con características específicas- para más de diez personas con motores de diésel, para menos de diez con motores eléctricos, para el transporte de mercancías,...- pero los componentes estarán exentos de nuevas cargas. Los productos de Mercedes, en Vitoria, o Renault, en Valladolid, podrían ser afectados con aranceles del 10%. Autobuses exportados por Irízar o Solaris, adquirida recientemente por CAF, hasta el 16%.

Habrá protección arancelaria también para partes de aeronaves, que podría afectar a Sener o Aernnova, para productos congelados y envasados de la pesca, de la ganadería británica (carnes o quesos), algunas áreas del textil, fertilizantes y de la agricultura (arroz y bananas), pero el grueso de las exportaciones de la huerta levantina quedaría exento. La lista completa puede consultarse en la página del Ministerio.

El Gobierno de Londres quiere evitar el aumento de precios si se produce una salida de la UE sin acuerdo y reducir en lo posible los trastornos en las fronteras. En ese sentido ha manifestado junto a la publicación de los aranceles que no establecerá ningún control adicional en la frontera entre las dos Irlandas. El mecanismo previsto para evitar el aumento del contrabando o una frontera más amplia en la isla vecina es una de las razones del rechazo del pacto con la UE.

Improbable

La administración británica ha elaborado planes para responder a los problemas que plantearía una salida abrupta de la UE en la medianoche del 29 de marzo, pero observadores independientes han señalado que no se han completado en áreas importantes y que el cambio de trámites y sistemas creará trastornos. La libra descendió el martes cuando aumentó la posibilidad de una posible derrota del Acuerdo.

El Parlamento votará hoy contra una marcha abrupta con alta probabilidad. Y es también probable que la moción del Gobierno sea derrotada, en favor de otra que es más nítida y no deja la puerta abierta a la presentación del Acuerdo por tercera vez. Pero la ley británica de Retirada de la UE dice que la marcha se producirá el 29 y el Artículo 50 del Tratado comunitario estipula que Reino Unido debe marcharse tras dos años de iniciar el procedimiento de salida.

El jueves, el Gobierno presentará a la Cámara de los Comunes otra moción sobre la solicitud de una prórroga en el plazo de dos años, y en la resolución de esa petición a la UE puede iluminarse la verosimilitud de una marcha sin acuerdo o un horizonte más largo para encauzar el actual estancamiento de la política británica sobre el 'brexit'. Un sector del Partido Conservador es partidario de la marcha de la UE sin más negociaciones.

Más información