Muere el exministro de Exteriores alemán Guido Westerwelle

Guido Westerwelle, exministro alemán de Exteriores./
Guido Westerwelle, exministro alemán de Exteriores.

En 2004 se convirtió en el primer miembro de un gobierno alemán en hacer pública su homosexualidad

COLPISA / AFPberlín

El exministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, quien fue el primer miembro de un gobierno alemán en hacer pública su homosexualidad en 2004, ha muerto este viernes a los 54 años de edad, como consecuencia de una leucemia, anunció su fundación.

"Estamos de luto por nuestro jefe, Guido Westerwelle. Murió el 18 de marzo de 2016, como consecuencia de su tratamiento contra la leucemia", indica la organización caritativa en su página de Facebook.

Exdirigente del Partido Liberal y abogado de profesión, Westerwelle fue ministro de Relaciones Exteriores del segundo gabinete de la actual jefa de gobierno conservadora Angela Merkel entre 2009 y 2013.

En 2015, su fundación anunció que sufría de "una forma aguda de leucemia" y que estaba bajo "tratamiento médico en vistas a un total restablecimiento". Durante el pasado verano publicó un libro en el que relataba su enfermedad. "Claro que quiero seguir viviendo", declaró en noviembre al semanario Der Spiegel.

Westerwelle, quien tenía desde 2010 un contrato de unión civil con su compañero, el empresario Michael Mronz, hizo pública su homosexualidad en 2004, durante un banquete por los 50 años de Merkel.

Miembro del Partido Liberal, fue designado jefe de la diplomacia alemana sin tener experiencia en la materia, tras haber impulsado el renacimiento de su formación política, en 2009, con cerca de 15% de los votos, y se impuso como socio gubernamental de la CDU de Merkel.

Su gestión al frente del ministerio de Relaciones Exteriores dio lugar a muchas críticas en Alemania. Sus detractores aseguraban que no dominaba los temas que tenía a su cargo. Durante los últimos años en esta cartera se ocupó de la crisis política en Ucrania que culminó en febrero de 2014 con la huida del presidente Viktor Yanukovich.