Epstein firmó un testamento dos días antes de morir en la cárcel

Imagen del multimillonario Jeffrey Epstein./Efe
Imagen del multimillonario Jeffrey Epstein. / Efe

El documento estima la fortuna del titular en 521,4 millones de euros, pero por el momento se desconoce el beneficiario o beneficiarios de los bienes

EFEWashington

Jeffrey Epstein, el millonario acusado de tráfico sexual de menores que se suicidó en la cárcel a principios de agosto, firmó un testamento dos días antes de su muerte, según han confirmado medios estadounidenses.

El documento, registrado por los abogados en las Islas Vírgenes, que estima la fortuna del titular en 577,6 millones de dólares (521,4 millones de euros), agrupa todas las propiedades en un fideicomiso llamado «Trust 1953». Por el momento se desconoce el beneficiario o beneficiarios de los bienes, pero se presume a su único hermano, Mark, como heredero.

El documento incluye dos islas ubicadas en el archipiélago caribeño de las Islas Vírgenes de EE UU: Little Saint James, tasada en 63 millones de dólares, y Great Saint James, tasada en 22 millones. Las propiedades de Epstein también incluyen su mansión de Nueva York, considerada la más grande de Manhattan y tasada en 55,9 millones, su rancho en Nuevo México (17,2 millones), su mansión en Palm Beach (12,4 millones) y su apartamento en París (8,7 millones).

El testamento, que enumera varias obras de arte, contiene 56,5 millones en efectivo, 112 millones en acciones, inversiones a renta fija de 14 millones y 18,5 millones en automóviles, aeronaves y barcos.

Por su parte, los abogados de las presuntas víctimas de Epstein han pedido al Gobierno que incaute las propiedades del millonario para pagar indemnizaciones dado que el juicio en su contra no podrá celebrarse.

Múltiples teorías

Epstein fue detenido el pasado 6 de julio tras aterrizar en Nueva Jersey acusado de tráfico sexual de menores, cargos parecidos a los que afrontó hace una década en Florida y que sorteó con un acuerdo con la Fiscalía.

El millonario estaba encerrado sin fianza en una penitenciaría de Nueva York a la espera de juicio, cuando protagonizó un intento de suicidio el día 23 de julio, algo que finalmente logró en un segundo intento el pasado 10 de agosto.

Aunque el forense confirmó el suicidio como causa de la muerte, el hecho de que no estuviese sometido a vigilancia tras el primer intento generó múltiples teorías dadas las influyentes amistades del millonario, como el presidente de EE UU, Donald Trump, el expresidente Bill Clinton o el príncipe Andrés de Inglaterra.

Días después, la directora de la cárcel donde estaba recluido Epstein, Shirley Skipper-Scott, fue apartada del cargo y dos empleados del centro fueron puestos en «baja administrativa».

Más información