La OCU tilda de «bochornosa» la decisión del Supremo sobre el impuesto de las hipotecas

Tribunal Supremo. / Efe

La Organización de Consumidores y Usuarios ha pedido la dimisión del presidente de la Sala Tercera, Luis Miguel Díez Picazo

AGENCIAS

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha lamentado la resolución definitiva que ha tomado este martes el Tribunal Supremo, que ha decidido con 15 votos frente a 13 que los clientes paguen el impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD), y la ha calificado de «bochornosa» por perjudicar a más de 12 millones de familias en España.

Para la OCU se trata de una sentencia «inaudita» que supone una marcha atrás sin precedentes en contra de la propia jurisprudencia de Tribunal, que hace unas semanas emitió un dictamen contrario al acordado finalmente en el pleno.

Por ello, la organización de consumidores considera que esta sentencia pone en cuestión la independencia del poder judicial frente al poder de la banca y que crea una situación de desconcierto e inseguridad jurídica en la sociedad. «Hoy gana la banca y pierden los consumidores y toda la sociedad», dice en un comunicado.

Ante esta situación, la OCU ha pedido la dimisión del presidente de la Sala Tercera, Luis Miguel Díez Picazo, de forma inmediata «por la nefasta gestión de esta sentencia sin precedentes que en tiempo récord ha doblado el pulso de la verdadera justicia».

No obstante, la organización todavía es optimista y espera que, al igual que sucedió en el caso de las cláusulas suelo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) rectifique la sentencia del Supremo.

Además, la OCU ha recordado que, para ellos, el problema de fondo está en la aplicación de un impuesto socialmente «injusto». «El AJD penaliza a todos aquellos que no tienen otra vía para adquirir la vivienda que recurrir a la hipoteca», subraya.

«Si bien esta es la manera de proceder en la mayoría de países de nuestro entorno, esta polémica ha puesto encima de la mesa al consumidor como sujeto pasivo definitivo, señalándolo como aquel que tiene realmente interés en la garantía hipotecaria y en su inscripción notarial. La decisión del Pleno deja el asunto tal y como está. Así, en el caso de una hipoteca de unos 100.000 euros, el impuesto de AJD oscilaría entre los 500 y los 2.000 euros, en función de la comunidad autónoma, dado que varía entre el 0,5% y el 1,5% del importe total del préstamo» Ferran Font, director de Estudios de pisos.com

Aberración

La organización de consumidores Facua Consumidores en Acción considera que la decisión del Tribunal Supremo de que sea el cliente quien abone el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) vinculado a la firma de una hipoteca es una «absoluta aberración» y denuncia que el alto tribunal le hace «un gran favor a los banqueros».

«La decisión del Supremo nos parece una absoluta aberración», ha dicho a EFE el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, quien ha añadido que «no nos sorprende en absoluto, ya que era una de las posibilidades que barajábamos con mayor nivel de probabilidad».

Sánchez aseguró que con esta decisión el Tribunal Supremo «le hace un grandísimo favor a los banqueros».

Dimisión

La asociación Juezas y Jueces para la Democracia (JpD) ha solicitado este martes la dimisión del presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y del de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal, Luis María Díez-Picazo.

«Discrepamos del modo que TS ha gestionado el asunto de las hipotecas y por el daño a los ciudadanos y a la justicia. Pedimos la inmediata dimisión de Lesmes y Díaz-Picazo y apelamos al parlamento para que actúe en defensa de los consumidores», ha señalado la asociación en su cuenta de Twitter.

Más información

 

Fotos

Vídeos