El deporte federado, incluido golf, petanca o ajedrez, exigirá un certificado médico para obtener la primera licencia

Un aficionado jugando a golf./Miguel Herreros
Un aficionado jugando a golf. / Miguel Herreros

El Plan Riojano de Asistencia Médica en el Deporte obligará a acreditar la aptitud física para toda actividad federada, así como en las pruebas libres más 'exigentes'

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

El Consejo de Gobierno aprobó también en su reunión de ayer el decreto que incluye el Plan Riojano de Asistencia Médica en el Deporte, cuyo principal objetivo es «garantizar la salud de los deportistas riojanos gracias al control médico y a la tutela sanitaria». El nuevo consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Alberto Bretón, compareció ayer ante los medios para explicar el decreto que, como novedad más significativa, exigirá una aptitud física acreditada, con certificado médico, para todos los deportes federados y para aquellas pruebas que, aunque no estén tuteladas por federaciones deportivas, sean consideradas de 'alta exigencia'.

Por partes, estás últimas incluyen maratones, pruebas ciclistas de más de tres etapas, triatlones, competiciones de montaña..., aunque en principio quedan excluidas carreras populares de 10.000 metros o incluso las medias maratones.

En cuanto a las federaciones, además de los reconocimientos que ya se realizan y son precisos en la edad escolar (Juegos Deportivos), éstas deberán exigir para la expedición de la primera licencia deportiva a todas las personas superar un reconocimiento médico o contar con un certificado médico equivalente, con la exclusión expresa de quienes ya hayan superado el reconocimiento médico en el deporte escolar.

Esto afecta a todos los deportes, incluso los que se pueden considerar más estáticos como el golf o incluso la petanca o el ajedrez. Ahora bien, hay letra pequeña: la obligación es sólo para primera licencia deportiva (los que ya la tengan están exentos) y las federaciones tendrán tiempo para exigir el certificado, ya que será obligatorio a partir de la segunda temporada de entrada en vigor del decreto.

Bretón explicó también que se obligará a que todos los eventos y actividades deportivas cuenten con los servicios que garanticen una asistencia sanitaria adecuada, inmediata y eficaz, lo que, en la práctica supone, servicios de atención médica (más exigentes para mayor tamaño del evento), seguros de accidentes y de responsabilidad civil. El resto de novedades reside en los programas de formación, incluida la exigencia de un botiquín de primeros auxilios determinado en función de la propia instalación deportiva, que será obligatoria en todas las públicas y privadas de uso público y en los programas de divulgación. Estos últimos incluyen la obligatoriedad de contar con paneles informativos para la reanimación hasta la llegada del 112.

El consejero Alberto Bretón resumió el espíritu del nuevo Plan Riojano de Asistencia Médica en el Deporte como «un instrumento para proteger la salud de los deportistas riojanos a través de la prevención y del control médico». «La realidad –añadió– es que cada vez más gente hace deporte, lo que es muy positivo, pero también tenemos que ser conscientes de que hay riesgos que minimizar».