Los atletas kenianos toman al asalto su federación por los escándalos

La Policía de Kenia aguarda junto a la federación de atletismo del país. /
La Policía de Kenia aguarda junto a la federación de atletismo del país.

La corrupción y los numerosos casos de controles positivos de deportistas son los principales motivos de su protesta

COLPISA / AFPNairobi

Alrededor de 60 atletas kenianos penetraron en las oficinas de la Federación de Atletismo de Kenia para pedir el despido de los funcionarios acusados de corrupción, así como un examen exhaustivo de las alegaciones sobre el dopaje.

"La corrupción ha estado implantada en esta federación. Y los oficiales no se han tomado en serio el problema del dopaje", afirmó a los periodistas Julius Ndegwa, el secretario de la asociación de Atletas Profesionales de Kenia, impulsora de esta acción de protesta. "Pedimos el despido inmediato de los funcionarios y que se tomen acciones contra ellos", añadió.

Julius Ndegwa afirmó "querer resolver los problemas que nos afectan desde tiempo atrás como la corrupción, el dopaje, y otros". Según él, los atletas se sintieron "humillados" y los informes sobre el dopaje no fueron examinados correctamente por la Federación.

Profiriendo eslóganes reivindicativos y portando pancartas, los atletas llegaron al amanecer a las oficinas de la federación keniana en Nairobi y se encerraron antes de que los primeros funcionarios llegasen al trabajo. "No nos iremos hasta que se tengan en cuenta nuestras demandas", hizo saber el secretario de la asociación de atletas. Por el momento, la federación no ha respondido oficialmente a esta acción.

La semana pasada, un artículo publicado en el periódico británico "Sunday Times", sugería que el vicepresidente de la federación, David Okeyo, se habría apropiado de 700.000 dólares (650.000 euros) procedentes de un contrato de patrocinio firmado por la federación de Kenia.

Según el artículo del Sunday Times, Okeyo, así como el presidente de la federación, Isaiah Kiplagat, y su antiguo tesorero, Joseph Kinyua, fueron citados por la Policía para responder a las acusaciones de haber extraído el dinero de forma indebida de la cuenta de la federación keniana. Okeyo, que es también miembro del consejo de la Asociación Internacional de las Federaciones de Atletismo IAAF), desmintió dichas acusaciones.

En Kenia muchos sospechan que el dopaje está extendido entre sus atletas de alto nivel, que son uno de los principales motivos de orgullo para el país centroafricano. Más de 30 atletas kenianos han sido suspendidos por dopaje, por lo que el atletismo de este país está en el punto de mira de las autoridades antidopaje internacionales, que acaban de revelar un sistema de "dopaje organizado" en el atletismo ruso.