Octavos | Ida

La vieja guardia del Real Madrid, al mando del Oporto

Iker Casillas y Pepe posan con la Supercopa de Europa que conquistaron juntos en Cardiff ante el Sevilla. /Carl Court (Afp)
Iker Casillas y Pepe posan con la Supercopa de Europa que conquistaron juntos en Cardiff ante el Sevilla. / Carl Court (Afp)

La experiencia europea de Iker Casillas y Pepe, que lograron juntos la 'décima' con el conjunto de Chamartín, es una de las bazas de los 'dragones' para doblegar a la Roma

COLPISA / AFP

Con la reciente llegada de Pepe, el Oporto ha juntado en su retaguardia al central portugués con el portero español Iker Casillas, compañeros en el Real Madrid durante ocho años y ganadores de la Champions en 2014, una dupla que ofrecerá toda su experiencia europea para intentar superar a la Roma.

Ambos jugadores, que muestran su complicidad en el campo y en las redes sociales, han ganado en tres ocasiones la Champions. En 2014, en Lisboa, Casillas ganó la última 'orejona' de su palmarés, mientras que Pepe logró la primera.

Fue precisamente en el Oporto donde Pepe, nacido en Brasil, se dio a conocer entre 2004 y 2007, cuando fichó por el Real Madrid. «Fue el club que me preparó para las exigencias del fútbol de alto nivel, le debo mucho», señaló el internacional portugués, uno de los líderes del equipo que conquistó la Eurocopa en 2016.

Si dice haber rechazado otras ofertas económicas más interesantes, el regreso a Portugal de Pepe le ha permitido beneficiarse de un ahorro del 50% del impuesto sobre los ingresos, una medida puesta en marcha por el Gobierno para permitir a los emigrantes que se fueron durante la crisis regresar al país. Sin otra ambición que «compartir lo vivido», Pepe es titular en el centro de la zaga de los 'dragones' junto con el brasileño Felipe.

Con varias opciones en esta posición, el entrenador Sergio Conceiçao ha tenido que mover la jerarquía, en detrimento de la esperanza portuguesa Diogo Leite y del congolés Chancel Mbemba. El muy prometedor brasileño Eder Militao, seguido por el Real Madrid y titular hasta la llegada de Pepe, ha tenido que dejar el centro de la defensa para adaptarse al puesto de lateral derecho.

Veinte temporadas en la Champions

En la portería, Casillas, al que sólo le quedan unos meses de contrato con el Oporto, desea quedarse «mucho más tiempo» y poner fin a una carrera de leyenda marcada por su capitanía con España en la época dorada (triunfos en las Eurocopas 2008 y 2012, y en el Mundial 2010).

El portero, que llegó al Oporto en 2015 tras una salida traumática del Real Madrid, disputa su vigésima temporada consecutiva en la Champions, dispuesto a aumentar su total de 173 partidos, récord absoluto. «Estoy muy contento de haber ganado la competición tres veces y de haber estado en la Champions tanto tiempo», señaló Casillas en una entrevista con la UEFA publicada el pasado sábado.

El objetivo de la antigua pareja blanca es borrar el mal recuerdo del año pasado, cuando el Oporto fue eliminado por el Liverpool en octavos tras encajar en la ida una goleada en casa (0-5). Casillas se quedó en el banquillo.

Descartado entonces por el exigente Conceiçao, que le reprochaba su falta de inspiración, el español se benefició del pobre rendimiento del arquero portugués José Sa para recuperar su plaza de titular en el partido de vuelta. Allí seguirá este martes, en el Olímpico de Roma, con Pepe dirigiendo a la defensa, como en los buenos viejos tiempos.