Disney cumple el último sueño de un enfermo terminal

Fotograma de 'Star Wars: El despertar de la Fuerza'. /
Fotograma de 'Star Wars: El despertar de la Fuerza'.

Daniel Fleetwood, al que los médicos dieron dos meses de vida por un cáncer, ha visto ya 'Star Wars: El despertar de la Fuerza' gracias a una campaña puesta en marcha por su esposa en las redes sociales

COLPISAmadrid

El 18 de diciembre de 2015 es la fecha que legiones de espectadores de todo el mundo tienen grabada a fuego en sus agendas. Ese día llegará a las pantallas 'Star Wars: El despertar de la Fuerza', la cinta más esperada de los últimos años. Culminará entonces el laborioso proceso a que se entregó JJ Abrams, creador de la mítica serie 'Perdidos', tras recibir el encargo de Disney de resucitar la franquicia que la compañía del ratón Mickey adquirió tras desembolsar la astronómica cantidad de 3.125 millones de euros hace ahora tres años. Las dimensiones de la campaña promocional puesta en marcha en los últimos meses apenas tiene parangón en la historia del séptimo arte. Y el ansia de los fans sólo puede equipararse al mimo con que los responsables del filme han ido destilando la información que permita vislumbrar detalles de la trama. Pero hay alguien que ya tiene todos los datos, y no precisamente merced a ninguno de esos 'hackeos' que tan en guardia mantienen a la industria. Un enfermo terminal ha sido el primero en descubrir los secretos del largometraje, gracias a una masiva petición en las redes sociales que ha ablandado el corazón de la compañía.

Todo empezó en julio de este año, cuando los médicos le dieron a Daniel Fleetwood, un estadounidense de 32 años residente en Texas, dos meses de vida. El cáncer apagaba su existencia. Se le había extendido por los pulmones. Durante toda su vida había cultivado una extraordinaria pasión por la saga creada por George Lucas allá por 1977. Soñaba con ver de nuevo a Carrie Fisher, Mark Hamill y Harrison Ford en los papeles que le dieron la gloria. Anhelaba descubrir a los nuevos personajes con los que Abrams pretendía saciar la sed de millones de espectadores que han convertido 'La Guerra de las Galaxias' en uno de los iconos culturales de las últimas décadas. Pero el reloj corría ahora en su contra. La fecha de estreno le quedaba demasiado lejos. "A juzgar por cómo ha progresado la enfermedad en los últimos dos meses, no creo que consiga verla en el cine", asumió en declaraciones efectuadas a la cadena NBC.

Y fue entonces cuando entró en acción su esposa. Desgarrada por el sufrimiento de su marido, Ashley puso todo su empeño en hacer todo lo posible porque pudiese cumplir al menos un último deseo. E inició una operación en las redes sociales. Bajo el hashtag #ForceForDaniel, familiares y amigos se sumaron a la petición de que Disney hiciese un pase privado para Fleetwood de 'Star Wars: El despertar de la Fuerza'. Gente de todo el mundo se hizo eco de su demanda. E incluso algunos de los actores que participan en el filme, caso de Mark Hamill, Daisy Ridley o John Boyega, se unieron a la reclamación. "El deseo de un hombre moribundo de ver #StarWars The Force Awakens. Ayuda a correr la voz:#FuerzaParaDaniel", escribieron en un mensaje publicado este martes

Disney y Lucasfilm acabaron cediendo y organizaron la proyección de la película para Daniel. "A todas las maravillosas personas que nos han apoyado, amigos, familia y fantásticos desconocidos: ¡el sueño final de Daniel fue concedido! Hoy los maravillosos Disney y Lucasfilms hicieron que su sueño final se hiciese realidad a la manera típica de Disney", apuntaba su esposa en un mensaje de Facebook publicado hace unas horas. Fleetwood veía cómo su último deseo se hacía realidad. Es ya el poseedor de todos los secretos que encierra 'Star Wars: El despertar de la Fuerza'. Pero jamás los revelará. Es lo único que le ha pedido Disney a cambio de saciar su curiosidad. Un bonito gesto que no hace sino engrandecer la leyenda de la franquicia que tantas horas de felicidad ha deparado a personas como Daniel.