Los dineros para el Cameros Blues

Los dineros para el Cameros Blues

Ayuntamiento de Laguna y Gobierno se enzarzan en torno al tipo de financiación que garantice la realización del evento

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

El anuncio este miércoles por parte de los promotores del Cameros Blues Festival de que la edición de este año se cancela por «falta de apoyo institucional» ha enfrentado este jueves al Ayuntamiento de Laguna de Cameros, municipio en que se celebra, y Gobierno de La Rioja en torno a la financiación del evento.

El alcalde de Laguna, Martín Íñiguez, ha lamentado la «poca sensibilidad» del Ejecutivo regional «al negar la ayuda» para la celebración de este evento musical, que congrega a cerca de 3.000 personas durante un fin de semana de julio en este pequeño municipio del Camero Viejo, una de las comarcas más castigadas por la despoblación en La Rioja.

Íñiguez ha explicado que la actividad está presupuestada en 20.000 euros. «Tanto el Ayuntamiento como la Asociación de Amigos y Amigas de Laguna, que organizan la cita, no pueden asumir todo el montante de la misma; por lo que pedimos apoyo al Gobierno de La Rioja para firmar un convenio y poder continuar con el Cameros Blues», ha indicado. El regidor ha remarcado que «año tras año» han realizado esta demanda, pero el Ejecutivo riojano «no ha creído conveniente otorgar un convenio de colaboración para realizar esta actividad», que además tiene entre sus fines dotar de vida a esta comarca gravemente castigada por el vaciamiento rural.

«Imposible sin convenio»

«Queremos luchar contra la despoblación y, un evento de esta envergadura, que reúne a 3.000 personas en un pueblo pequeño, nos lo cargamos por falta de financiación. El Ayuntamiento, sin un convenio con el Gobierno de La Rioja, no puede hacer frente a todos estos gastos», ha subrayado el primer edil.

Por su parte, el Ejecutivo regional replica que «no es cierto que se haya negado la ayuda económica para la celebración de la edición del 2019». «El presupuesto regional de este ejercicio está prorrogado y, por lo tanto, no es posible la firma de un convenio para financiar el desarrollo del evento de este año», argumenta el Gobierno riojano que, como alternativa, insta al Consistorio laguchino y a la asociación organizadora a que soliciten «ayudas para actividades de promoción cultural, así como los correspondientes apoyos en materia turística».

«El problema está en que a los músicos hay que pagarles cuando acaban y la subvención llega a los 3 o 4 meses. Por tanto, ¿quién asume una cantidad tan importante durante este tiempo y sin tener garantía de que te van a dar la ayuda?», se pregunta Íñiguez. El regidor confía en que para el próximo año se pueda rubricar el ansiado convenio de financiación; porque dice que, de no mediar este acuerdo, la continuidad a futuro de la cita musical podría quedar en suspenso.