La Rioja

Donar médula salva vidas

  • oncología

  • El 70% de los pacientes que pueden beneficiarse de un trasplante de médula necesita un donante no familiar

Leucemia aguda, linfoma y mieloma múltiple son las principales enfermedades que pueden beneficiarse de un trasplante de médula. En España, cada año cerca de 5.000 personas son diagnosticadas de leucemia aguda, alrededor de 7.000 de linfoma y cerca de 2.000 de mieloma múltiple. Por otro lado, la leucemia es el cáncer infantil más frecuente. Supone un 30% de las enfermedades hematooncológicas pediátricas.

Pero el 70% de los pacientes que pueden beneficiarse de este tipo de trasplante, necesitan un donante no familiar, de ahí la importancia de la donación anónima.

En la actualidad, más de 28 millones de personas en todo el mundo son ya donantes de médula, y España cuenta con más de 230.000 donantes de Médula Ósea.

Nuestro país también ha realizado un importante esfuerzo en estos últimos años por modernizar el sistema de donación de médula ósea e incrementar el número de donantes. En enero de 2013, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y las Comunidades Autónomas, en colaboración con las sociedades científicas y las asociaciones de pacientes, pusieron en marcha el Plan Nacional de Médula Ósea con el objetivo de alcanzar los 200.000 donantes a finales de 2016, objetivo que se logró un año antes de lo previsto.

A finales del pasado año, la ONT y las Comunidades Autónomas acordaron renovar el Plan Nacional de Médula, con un nuevo reto: alcanzar un mínimo de 400.000 donantes en 2020, con un aumento anual de 40.000 donantes.

Los resultados de este nuevo Plan ya han empezado a dar sus frutos. De hecho, España superará este año los 250.000 donantes, según las previsiones de la ONT y del Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO), que esperan finalizar 2016 con más de un cuarto de millón de donantes. En lo que llevamos de año la donación de médula crece a un ritmo de 120 nuevos donantes diarios.

Desde la puesta en marcha del Plan Nacional de Médula (2013) el número de donantes habrá aumentado en un 133% al finalizar este año, si se cumplen las previsiones de la ONT.

Solidaridad mundial

La donación de Médula Ósea, como la de Sangre de Cordón Umbilical, se rige por la solidaridad internacional. Cuando los datos de un donante se inscriben en el Registro Español de Médula Ósea, estos pasan automáticamente al Registro Mundial, donde quedan a disposición de cualquier paciente en el mundo que lo necesite.

En el momento en que un paciente necesita un trasplante de este tipo, el hematólogo se pone en contacto con el REDMO (Registro Español de Médula Ósea) que inicia la búsqueda en nuestro país tanto entre los donantes de médula ósea como entre las unidades de sangre de cordón almacenadas y, si en los datos nacionales no encuentra un donante adecuado, extiende la búsqueda al Registro Mundial de Donantes de Médula Ósea (BMDW).

Precisamente, el carácter internacional y en red de la búsqueda garantiza que todos los pacientes tengan las mismas posibilidades de encontrar un donante de médula o una unidad de cordón umbilical, con independencia del país del que proceden.

Según los datos de la ONT actualmente se encuentra un donante o una unidad de sangre de cordón umbilical en el REDMO o en los registros internacionales para cerca del 90% de los pacientes, en un tiempo medio de 33 días, aunque el objetivo final es alcanzar la autosuficiencia completa.