La Rioja

#Resistiré al Cáncer Infantil

  • La fundación Juegaterapia lanza una campaña musical con la que anima a todos los niños con cáncer a ver con esperanza la situación por la que están pasando y luchar para «dejar KO» a su enfermedad

«Cuando se me cierren las salidas. Y la noche no me deje en paz. Cuando sienta miedo del silencio. Cuando cueste mantenerse en pie. Cuando se rebelen los recuerdos. Y me pongan contra la pared. Resistiré, erguido frente a todo. Me volveré de hierro para endurecer la piel. Y aunque los vientos de la vida soplen fuerte. Soy como el junco que se dobla. Pero siempre sigue en pie. Resistiré, para seguir viviendo. Soportaré los golpes y jamás me rendiré. Y aunque los sueños se me rompan en pedazos. Resistiré, resistiré». Sí, muchos habrán sido capaces de cantar esta melodía a medida que la estaban leyendo. Se trata de la letra de la conocida canción del Dúo Dinámico, un himno para personas en situaciones difíciles. Una medicina de color y música a la que muchos se agarran con fuerza para superar problemas de toda índole. La Fundación Juegaterapia ha lanzado una campaña musical en base a esta letra con la que anima a todos los niños con cáncer a ver con esperanza la situación por la que están pasando para «pelear y dejar KO» a su enfermedad, con motivo del Día Internacional del Cáncer Infantil, que se celebra este 15 de enero.

Cada año en nuestro país cerca 1.400 niños menores de 18 años padecen cáncer, según datos de la Federación de Padres de Niños con Cáncer. Pese a ser la primera causa de muerte por enfermedad en los menores de 14 años, la tasa de supervivencia ha aumentado notablemente en los últimos 30 años, pasando del 60 al 80%. La supervivencia de niños diagnosticados con cáncer a los de 5 años es del 75%, de hecho se ha observado un aumento del 43% en la supervivencia de pacientes diagnosticados desde el 1980 hasta 2006 y una disminución del riesgo de muerte a los 5 años siguientes al diagnóstico del 50%.

La iniciativa de Juegaterapia se centra en un vídeo musical en el que aparecen varios niños que padecen la enfermedad y versionan la canción del Dúo Dinámico #Resistiré, etiqueta que se está usando en las redes sociales.

El vídeo cuenta la historia de una niña que, a través del juego, consigue evadirse de la dura rutina del hospital. Así, se introduce dentro de la pantalla de un videojuego e intercambia bailes y juegos con otros niños. La Fundación Juegaterapia trabaja por y para los niños enfermos de cáncer en los hospitales y, con el lema "la quimio jugando se pasa volando", intentan que estos niños sean felices durante todo el tiempo que dura su tratamiento, jueguen y se olviden de su enfermedad, y que esta alegría que les produce jugar les ayude en su recuperación.

En líneas generales, se diagnostican anualmente entre 170 y 190 nuevos casos de cáncer en menores de 20 años, de los que 120 corresponderían al grupo de edad de 0 a 14 años y alrededor de 60 a casos en el grupo de edad de 15 a 19. «Se trata de una cifra estable que no se ha visto modificada de forma significativa en los últimos años», según las estimaciones del Registro de Tumores Infantiles y adolescentes de la Comunitat Valenciana. Los cuatro grupos tumorales más frecuentes en estas edades con las leucemias (24%), tumores de Sistema Nervioso Central y médula (21%), Linfomas (18%) y Sarcomas de tejidos blandos (8%), y existe una incidencia ligeramente superior en niños respecto a niñas de forma habitual.

«Queremos compartir con vosotros la campaña homenaje que hemos creado para todos estos pequeños héroes, niños y niñas que pelean y vencen cada día al miedo», escribe Juegaterapia desde su cuenta de Facebook, en la que aparecen distintos carteles con niños que sufren esta enfermedad. Como Elvira , que está preparada para ganar al cáncer, al miedo y a lo que se le ponga por delante. Victor también tiene cara de vencerle... ¡por KO! Mateo, peleón ¡y ganador!. Tampoco se rinde.

«Cuando un niño se somete a un tratamiento quimioterápico, siente ansiedad y dolor. Al trauma físico impuesto por la propia enfermedad y la quimioterapia se añade el trauma emocional. Sin embargo, cuando el niño está jugando y ese juego le absorbe, esa absorción reduce la posibilidad de que su mente genere el tipo de pensamientos disfuncionales que incrementan la ansiedad y el dolor», según explica el doctor Mario Alonso Puig, patrono de Honor de la Fundación Juegaterapia.