La Rioja

La Generalitat y Gas Natural se enzarzan por la muerte de una anciana sin recursos

vídeo

Estado en el que quedó la vivienda tras el incendio. / Jaume Sellart (Efe) | Vídeo: Atlas

  • La mujer, que falleció en el incendio de su casa en Reus, se alumbraba con una vela porque tenía cortado el suministro desde hacía meses

  • El Gobierno catalán acusa a la eléctrica de cortar la luz sin comprobar su situación; mientras la compañía dice que fue el Ayuntamiento de Reus quien no la incluyó en la lista de personas en riesgo

La clase política catalana en su totalidad cargaba este martes con dureza contra la empresa Gas Natural Fenosa, que cortó el suministro energético a una anciana, que vivía en condiciones muy precarias y que murió el lunes en Reus (Tarragona), como consecuencia del incendio provocado por una de las velas que utilizaba para tener luz en su domicilio. La mujer llevaba dos meses en penumbra. La Generalitat anunció que sancionará a la compañía gasista con una multa entre 10.000 y 100.000 euros si se demuestra que no cumplió los protocolos y que por tanto cortó la luz de la víctima sin cerciorarse de que estaba en situación de exclusión social.

Según informaron la Generalitat y el Ayuntamiento de Reus, la mujer fallecida (de 81 años) formaba parte de una familia «desestructurada», recibía una ayuda para pagar el agua, pero había rechazado otras ayudas sociales y vivía en el piso accidentado con una nieta mayor de edad y a veces también con su novio y la hija de éste. Si la compañía hubiera comunicado al Ayuntamiento de Reus su intención de cortar la luz, se hubiera evitado el fallecimiento de la anciana, afirmó el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. «Es un error gravísimo con consecuencias fatales», dijo.

La empresa tiene cinco días para presentar alegaciones. Pero de momento, se defiende con el argumento de que el Ayuntamiento de Reus no le informó de que la fallecida era vulnerable y que no figuraba en la lista de personas en riesgo que le facilita el gobierno local para evitar cortes de suministro por impago, por lo que desconocía su situación. El consistorio no solo lo niega, sino que llevará a la Fiscalía a la empresa. «La compañía eléctrica no ha cumplido con lo que dice la ley y no comunicó el corte a Asuntos Sociales», afirmó el alcalde, Carles Pellicer, del PDECAT. La muerte de la anciana se produjo la madrugada del lunes, después de que el fuego de la vela calcinase el colchón de la habitación donde dormía.