La Rioja

Podemos rompe el pacto con el PSOE en Castilla-La Mancha

vídeo

Momento de la firma del pacto de investidura entre García-Page y García Molina en junio de 2015. / RC | Vídeo: Atlas

  • La formación de Pablo Iglesias acusa a los socialistas de estar más pendientes de Ferraz y el PSOE achaca la decisión a una estrategia

  • Iglesias niega cualquier interpretación en clave estatal y afirma que lo que revela la decisión es que cuando se llega a un acuerdo con Podemos, hay que respetarlo

  • Cospedal se muestra dispuesta a apoyar a García-Page para permitir la gobernabilidad de la autonomía

Horas después del batacazo del PSOE en Euskadi y Galicia, este partido se ha encontrado con otra sorpresa desagradable en Castilla-La Mancha: Podemos ha decidido romper el pacto de investidura firmado con el PSOE en junio de 2015 que permitió a Emiliano García-Page (secretario general del PSOE castellano-manchego y uno de los barones de este partido) convertirse en presidente de Castilla-La Mancha y evitar así que María Dolores de Cospedal repitiera legislatura como presidenta tras haber ganado las elecciones autonómicas por mayoría simple.

Las razones de esta ruptura las ha explicado el líder de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, en una convocatoria sin admitir preguntas y en la que se ha limitado a leer un comunicado en el que da “por muerto” ese acuerdo de investidura. Según Podemos, García-Page ha desatendido a Castilla-La Mancha por estar “más ocupado en lo que se mueve en Ferraz y en decapitar a Pedro Sánchez”. Según García Molina, el pacto “ha muerto por desaliento y vergüenza al percatarse de la falta de verdad en la palabra dada y firmada”. En este sentido, el líder regional de Podemos ha afirmado que el Gobierno de García-Page “ha restaurado las políticas -del anterior Ejecutivo de Cospedal- que vino a impugnar”.

Estrategia política y zozobra

El pacto de investidura firmado hace algo más de un año entre el PSOE y Podemos en Castilla-La Mancha incluía una docena de medidas entre las que destacaban reformar el Estatuto de Autonomía, la recuperación de servicios públicos externalizados y medidas para evitar la “pobreza energética”. Algunos de estos puntos se han ejecutado pero a Podemos le parece insuficiente, algo que el PSOE castellano-manchego atribuye a una “estrategia dirigida desde la dirección de Madrid”. Así lo entiende su portavoz, Cristina Maestre, que ha acusado a Podemos de “poca fiabilidad al instar a Pedro Sánchez a un pacto mientras en Castilla-La Mancha lo deshacen” y ha advertido que “nadie nos va a someter a ningún tipo de amenaza ni chantaje”.

Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, el vicepresidente, José Luis Martínez Guijarro, ha declarado este lunes que “si alguien quiere utilizar a Castilla-La Mancha como moneda de cambio para determinados debates que hay en la política nacional se equivoca y mucho”. A juicio de Martínez Guijarro, Podemos debería dar marcha atrás ya que sus explicaciones no son válidas “porque desde el minuto cero hemos estado trabajando por el cambio y la recuperación de derechos y servicios públicos que eliminó el anterior Gobierno de Cospedal”.

Quien se frota las manos en medio de este enfrentamiento y con los presupuestos regionales de 2017 aún por aprobar es el PP castellano-manchego. Su portavoz en las Cortes autonómicas, Francisco Cañizares, considera que la ruptura de Podemos “es un teatrillo fruto de la situación política nacional” que se veía venir desde que se firmó “porque no se podía cumplir”. “García-Page nos ha metido en un lío y en un follón con un pacto incumplido desde el minuto uno y ahora esta nueva situación nos preocupa porque crea zozobra e incertidumbre ante unos presupuestos regionales que hay que presentar antes de que acabe esta semana”, ha añadido el portavoz popular. En cualquier caso, la secretaria general del PP y presidenta del partido en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, se ha mostrado dispuesta a apoyar a Emiliano García-Page en aquello que sea "bueno para la región" y permitir la gobernabilidad de la autonomía. Así, ha ofrecido al presidente autonómico mantener una entrevista "a la mayor brevedad posible, para que no tenga que depender de Podemos".

Presión a Sánchez

En su perfil oficial de Twitter, el PSOE castellano-manchego añade que si Podemos "hace esto aquí en la región, ¿qué no le harán a Pedro Sánchez?". "Esta decisión de Podemos obedece a la estrategia de su dirección nacional para elevar presión al PSOE de cara a posibles acuerdos de investidura", aseguran.

Igualmente, se preguntan "a qué viene este cambio de criterio", cuando hace apenas unos días apoyaron el techo de gasto propuesto por el Gobierno regional en las Cortes de Castilla-La Mancha. Del mismo modo, hablan de "división" interna en la formación morada no solo a nivel nacional. "En Castilla-La Mancha han sido claros esos gestos de división", asegura el PSOE a través de la red social Twitter.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha expresado en Twitter su apoyo a Emiliano García-Page "frente a los que quieren secuestrar la voluntad de los socialistas. Es una injerencia inaceptable".