La Rioja

El patio de Maristas será una plaza y su polideportivo tendrá uso municipal

vídeo

Patio del colegio Maristas, hoy en estado de abandono. / Juan Marín

  • Cuca Gamarra expone que se inicia «la recuperación urbanística, económica y social del entorno del antiguo colegio»

El antiguo colegio logroñés de Maristas tendrá un uso residencial, dedicado exclusivamente a vivienda y con respeto de la fachada principal; mientras que el patio de recreo se convertirá en una plaza pública de unos 1.400 metros cuadrados; y su polideportivo, con unos 1.800, será un centro deportivo municipal.

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, ha presentado hoy, en un encuentro informativo, el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y el actual propietario del solar e instalaciones del antiguo colegio, "Buildingcentre S.A.U", con el que se inicia "la recuperación urbanística, económica y social de su entorno".

Ha explicado que, a través de este acuerdo, la empresa propietaria cede gratuitamente al Ayuntamiento el antiguo polideportivo, de 1.800 metros cuadrados, que se transformará en centro deportivo municipal para "aumentar la oferta de actividades deportivas dirigidas a todos los logroñeses".

Este convenio, según informa Efe, reordena los usos urbanísticos de la parcela, donde se diferencian los de carácter público y los privados y se generan "nuevos espacios libres", como los 1.400 metros cuadrados de lo que era el patio de recreo, que conformarán una nueva plaza pública, abierta a la calle Ciriaco Garrido, donde se ubicará el acceso principal al centro deportivo.

La modificación urbanística que promueve el convenio busca "incrementar el atractivo residencial del resto de la parcela, destinado en exclusiva a vivienda", pero manteniendo la fachada y el cuerpo central del colegio, lo que "permitirá recuperar un patrimonio histórico y sentimental de gran importancia para los logroñeses", ha subrayado Gamarra.

A través de este acuerdo, la propiedad del centro se comprometa a desarrollar el nuevo proyecto en "un plazo máximo de cinco años" y, así, ha subrayado, "evitar que la falta de actividad en el solar se prolongue durante mucho más tiempo".

La alcaldesa ha asegurado que esta actuación permite "desbloquear una situación de un gran solar en el centro de la ciudad", en una zona que "sufrió mucho con la salida del colegio y la crisis económica que coincidió después".

La modificación urbanística en esta parcela, de más de 22.000 metros cuadrados, reordenará los usos y los volúmenes existentes, pero mantendrá la misma edificabilidad, "conservando la antigua fachada del colegio por su valor patrimonial", según Gamarra.

Además, ha detallado que la nueva urbanización generará 3.000 metros cuadrados de plaza, 1.400 metros cuadrados de uso público y 1.600 de uso privado para el entorno residencial.

El acondicionamiento de la plaza pública, ha aclarado, "correrá a cuenta de la actual propietaria del solar, que la cederá al Ayuntamiento con la urbanización ejecutada", lo que supone "un coste cero para la ciudad".

La inversión en el polideportivo será municipal y ha adelantado que "el Ayuntamiento va a encargar de inmediato la redacción del proyecto a la Dirección General de Arquitectura".

Gamarra ha declarado que la actuación municipal en el antiguo polideportivo y en la zona de patio colindante complementará "el atractivo residencial e impulsará el proceso de revitalización del entorno mientras se construyen las viviendas".

La nueva instalación deportiva, además de dar servicio a los vecinos, "generará un gran tránsito ciudadano", por lo que ha asegurado que, "en un corto espacio de tiempo, se incrementará la actividad de comercios y establecimientos hosteleros de la zona".

A la recuperación de esta zona del antiguo colegio, Gamarra ha añadido el nuevo edificio que se construye en Doctores Castroviejo, donde se ubicaba la comisaría de Policía Nacional; y otras actuaciones por parte de la iniciativa privada.

Respecto a los plazos, Gamarra ha informado de que los técnicos municipales desarrollan en la actualidad la modificación puntual del Plan General Municipal, que deberá ser aprobado en Pleno, "previsiblemente en el mes de marzo".

Posteriormente, tras un periodo de veinte días de exposición pública, se tramitará la modificación y se inscribirán las parcelas resultantes de la nueva reordenación en el Registro de la Propiedad para obtener la licencia de edificación.

Gamarra ha reconocido que se trata de "un buen acuerdo", que permite desbloquear la actual situación en la que se encuentra el antiguo solar de Maristas y facilita "urbanizar la zona de manera inmediata".

Ha agradecido a los vecinos y comerciantes de la zona "la paciencia que han tenido todos estos años" y les ha asegurado que "este proceso, ya imparable, devolverá a la zona de las Cien tiendas el esplendor que tuvo antaño".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate