Ángeles sobre la circunvalación

Luis Miguel y Yolanda, en la pasarela del Berceo, donde ocurrió todo./Justo Rodriguez
Luis Miguel y Yolanda, en la pasarela del Berceo, donde ocurrió todo. / Justo Rodriguez

Dos vigilantes de seguridad, distinguidos por haber evitado hace un año un suicidio | Ambos trabajadores, que fueron reconocidos en el Día de la Seguridad Privada, rescataron a un joven que iba a lanzarse desde la pasarela del Berceo

LOGROÑO.

Ha transcurrido un año de aquel suceso, y aseguran, sin pensarlo, que volverían a intervenir y salvar la vida de cualquiera. No lo pensarían y a pesar del peligro que podría representar para ellos, como aquel día, lo volverían a hacer sin ningún miedo. Así lo relataron ayer en declaraciones a Diario LA RIOJA los vigilantes de seguridad Luis Miguel González Fernández y Yolanda López Huertos, de la agencia de seguridad 'Seguritas', quienes evitaron en junio del año pasado que un joven se quitara la vida lanzándose al vacío desde la pasarela del Berceo, a unos doce metros de altura. Ayer, ambos vigilantes, que prestaban servicio en el centro comercial, fueron distinguidos con una mención honorífica de tipo A.

Luis Miguel González nació en Logroño y su compañera Yolanda es asturiana, aunque ambos son vecinos de Logroño. «Ocurrió un día del pasado mes de junio, al inicio del verano, sobre las siete de la tarde cuando caía el atardecer. Vimos a una persona joven, de unos 30 años, que estaba muy nerviosa y que intentaba arrojarse desde la pasarela que hay encima del centro comercial Berceo a la circunvalación logroñesa», recuerdan los dos agentes. Luis Miguel González añade que «en ese momento optaron por alertar a la Policía Local, para evitar mayores consecuencias con el tráfico en la circunvalación».

Acudieron cumpliendo las medidas de seguridad habituales hasta donde se encontraba el joven, ya fuera de la pasarela, y él no opuso resistencia. «Dialogamos con él e intentamos convencerle. Hablamos mucho con él para así evitar que se arrojara», dijo Luis Miguel.

«No dudamos en arriesgarnos entonces y volveríamos a hacerlo ahora sin miedo» Luis Miguel González Fernández | Vigilante de seguridad

Yolanda López comentó que el chico «no quería más que suicidarse, comentaba que tenía problemas familiares, y no quería más que acabar con su vida. Al principio puso alguna resistencia para que no nos acercáramos».

Yolanda y Luis Miguel iban con su uniforme de trabajo en el Berceo. «Lo agarramos con cuidado y tiramos de él hacia atrás, a la vez que seguíamos hablando con el chico. Él estaba preparado para arrojarse, ya tenía una pierna fuera, en la pasarela». El joven apenas se dio cuenta de su rescate porque lo echaron hacia atrás y lo abrazaron, intentando calmarle «porque no paraba de llorar», recordaron ayer una vez más.

«Comentaba que tenía problemas familiares y no quería más que acabar con su vida» olanda López Huertos | Vigilante de seguridad

En un breve espacio de tiempo llegó la Policía Nacional y una ambulancia que se encargaron de recogerlo y lo trasladaron al Hospital San Pedro de Logroño. «Desde entonces nada más supimos de la persona rescatada», añaden. Hasta ayer, cuando se celebró el Día de la Seguridad Privada y se les reconoció por su labor en este suceso. Ayer volvieron a repetir que no dudaron en ese momento en arriesgar su vida y no dudarían en volverla a arriesgar si fuera preciso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos