Agrede al vigilante del San Pedro que le redujo durante un ingreso en psiquiatría

Dos vigilantes del San Pedro, ayer en el lugar de los hechos. :: j.m./
Dos vigilantes del San Pedro, ayer en el lugar de los hechos. :: j.m.

Los responsables de seguridad apuntan que el atacante actuó «por venganza» y denuncian su situación de «desprotección»

LUIS J. RUIZ

logroño. Un vigilante de seguridad del Hospital San Pedro fue agredido en la mañana del jueves en el edificio de hospitalización por un paciente -de unos 30 años de edad- al que, hace dos semanas y durante su ingreso en la planta de psiquiatría, tuvo que reducir a petición de los profesionales sanitarios.

Según denunciaron ayer las organizaciones sindicales y confirmó el Gobierno regional, los hechos tuvieron lugar sobre las 11 horas del jueves. El agresor, explicó José María López, jefe de equipo vigilante de seguridad y jefe de equipo del SERIS, «accedió en un primer momento al servicio de Urgencias», donde se encaró a un vigilantes y le amenazó verbalmente «sin llegar a agredirle».

Poco después, relata, «apareció en el vestíbulo del edificio de hospitalización. Vio al compañero que estaba de espaldas, se acercó por detrás y le dio un puñetazo en la cara que le reventó las gafas y le ha provocado hematomas en los dos ojos además de una inflamación de la retina».

El responsable de los vigilantes del San Pedro reconocía ayer que los incidentes con pacientes «son normales en psiquiatría y en otras plantas complicadas», pero mostró su extrañeza por el afán de venganza del agresor. «El día 21, cuando estaba ingresado en psiquiatría, tuvieron que reducirle ya que estaba fuera de sí y quería agredir al personal sanitario. En ese momento ya recibimos golpes, pero los asumes y ya está. El jueves fue diferente ya que va a por ellos, a agredirles con premeditación», sostiene.

Tras la agresión, varios vigilantes acudieron a prestar ayuda al herido mientras, «jaleado por su familia», el atacante continuaba «profiriendo amenazas y asegurando que iba a volver para partirles la cabeza». Hasta el lugar de los hechos acudió una patrulla de la Policía Local que identificó al agresor. «Nos quedamos alucinados porque le dejaron marchar. Nos dijeron que era una falta y que no podían hacer nada más. Resulta que estamos para proteger a la gente y nosotros estamos desprotegidos», completaba. La víctima presentó ayer una denuncia contra el agresor ante la Policía Nacional.

Tras la agresión, que se suma al brutal ataque sufrido por una auxiliar del servicio de Urgencias en marzo del 2017, la Consejería de Salud condenó «de forma contundente» el ataque y apuntó su compromiso para «seguir tomando las medidas necesarias para combatir todo tipo de agresiones». Los trabajadores, por su parte, han convocado una concentración el próximo miércoles a las 11 horas frente al Hospital San Pedro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos