La Rioja

«Se han construido chalés en casas de aperos y se ha admitido porque no había legislación»

Algunas de las edificaciones levantadas en el término municipal de Arnedo.
Algunas de las edificaciones levantadas en el término municipal de Arnedo. / Miguel Herreros
  • La Fiscalía reprueba la permisividad de las administraciones ante delitos urbanísticos

  • El fiscal superior de La Rioja, Enrique Stern, critica que algunas ilegalidades se resuelvan con una sanción y que en otras «se mire para otro lado»

Hasta ahora la lucha contra el urbanismo ilegal era prácticamente una batalla perdida o una lucha a cuentagotas. Los casos se sumaban con los dedos de las manos pero el maremágnum de reformas legislativas aprobadas en los últimos años y meses en defensa del medio ambiente y de la ordenación del territorio está derivando en que afloren, aunque tímidamente, los delitos urbanísticos en La Rioja.

Así lo constata la Fiscalía en el capítulo de Medio Ambiente de su memoria anual relativa al 2015. «Ahora se incrementan los delitos de ordenación del territorio, pero porque se está produciendo la verdadera ordenación del territorio, una regulación que no existía hasta ahora», explica el fiscal superior de La Rioja, Enrique Stern. De hecho, en muchas ocasiones, comenta, «se han construido chalés en casas de aperos de labranza y se ha admitido porque que no había legislación, y ahora, cuando la hay, muchos casos han empezado a prescribir». La consecuencia es que se pueden dar situaciones, cuando menos, paradójicas. Como, por ejemplo, que a un individuo se le puede imputar un delito urbanístico y el resto de construcciones que le rodean quedar impunes.

Eso sin tener en cuenta la laxitud de algunas administraciones que, en ocasiones, han zanjado los posibles delitos como infracción administrativa y en «otras lo han permitido sin más, no han impuesto ni sanción», comenta el fiscal superior de La Rioja.

De momento, las cifras de delitos de este tipo no son abultadas. De hecho, en el 2015, según la estadística del mencionado documento de la acusación pública, se incoaron 14 procedimientos judiciales por delitos de ordenación del territorio y urbanismo. La cantidad puede parecer nimia, pero ofrece un cambio significativo de tendencia teniendo en cuenta que al menos los tres años anteriores no se incoó ningún procedimiento de estas características.

Primeros pasos para la investigación

Entre los asuntos de interés que cita la Fiscalía en su memoria, destaca uno de los procedimientos en manos del Juzgado de Instrucción número 3 de Logroño en el que se acumulan la causas incoadas a partir de las catorce denuncias interpuestas por el Ministerio público contra particulares y contra el exalcalde del Ayuntamiento de Villamediana de Iregua por delitos contra la ordenación del territorio, prevaricación administrativa y omisión del deber de denunciar. «Se trata de obras o construcciones no autorizables realizadas en suelo no urbanizable o en suelo protegido», matiza.

El exprimer edil, en su declaración ante el juez el 26 de enero de este año por estos hechos, reconoció que se habían realizado «obras sin licencia», pero restó importancia al decir que eran actuaciones «complementarias y de escasa entidad».

La causa se encuentra en fase de tramitación y la Fiscalía solicitó la declaración de complejidad, algo que en la práctica supone que dispondrá de 18 meses de instrucción, en lugar de los 6 a los que se limitó tras la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El caso llegó a los juzgados tras la repercusión mediática del chalé que el expresidente Pedro Sanz tiene en Villamediana, cuya legalidad no se cuestiona en esta causa. Fue entonces cuando la Fiscalía Coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo dio los primeros pasos para que comenzara la investigación.