La Rioja

El nuevo alto el fuego en Siria durará siete días

Bachar el-Asad, mientras pasea por una calle de Daraya durante la festividad del Eid al Adha
Bachar el-Asad, mientras pasea por una calle de Daraya durante la festividad del Eid al Adha / Efe
  • El pacto entre EE UU y Rusia permitirá la entrada de la ayuda humanitaria en todas las zonas asediadas

Este lunes entra en vigor un nuevo alto el fuego en Siria que durará siete días. Esta tregua se suma a las numerosas pactadas con anterioridad durante los cinco años que lleva activo este conflicto armado que ha causado más de 270.000 muertos y doce millones de personas desplazadas.

El pacto llevado a cabo entre EE UU y Rusia la madrugada del pasado sábado conlleva, además del alto el fuego, la entrada de la ayuda humanitaria de forma regular en todas las localidades sirias asediadas.

Una vez que concluya la tregua, Washington y Moscú prepararán ataques coordinados contra posiciones de los grupos terroristas Frente al Nusra y el yihadista Estado Islámico (EI).

El acuerdo que ha sido aceptado por el régimen del presidente Bachar El Asad, requiere la adhesión de la Comisión Suprema para las Negociaciones CSN, principal agrupación de la oposición siria) y excluye a los yihadistas y otras facciones hermanadas. En esta línea una de las organizaciones armadas más importantes de Siria, el Movimiento Islámico de los Libres de Sham, ha criticado el acuerdo de tregua, sin expresar claramente un rechazo.

Desde la madrugada del sábado en la que se logró el pacto, hasta que empiece hoy su aplicación, más de un centenar de personas han muerto en bombardeos de aviones no identificados en el norte de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Cinco años de alto el fuego

De esta forma, acaece una nueva tregua que se suma a los múltiples acuerdos alcanzados en este conlicto desde marzo del 2011:

En el año 2012 hubo dos treguas, la primera de ellas se produjo el 12 de abril incentivado por la ONU y aceptado por el régimen de Damasco. La segunda sucedió el 24 de octubre, cuando lo aceptó Bachar el-Asad con motivo de la Fiesta del Sacrificio.

El 20 septiembre de 2013, el Estado Islámico de Irak y el Levante -grupo yihadista encabezado por Al Qaeda- y una brigada del Ejército Libre Sirio (ELS) acuerdan un alto el fuego en localidad de Azaz, en la provincia de Alepo.

Durante 2014, el 2 mayo, el régimen sirio y los rebeldes acuerdaron un alto el fuego en los barrios asediados del casco antiguo de Homs y el 10 de septiembre, las autoridades sirias y los rebeldes pactaron un alto el fuego en los barrios de Al Asali y Al Qadam, en el sur de Damasco.

El 12 agosto de 2015 el conflicto en las localidades sirias de Al Zabadani, Madaya, Bukain, Fua y Kefraya sufrió una tregua debido a que las distintas fuerzas enfrentadas en la zona alcanzaron varios acuerdos. La mismas ciudades de Al Zabadani, Fua y Kefraya repitieron el alto el fuego durante 48 horas el 27 de agosto y finalmente el régimen de Bachar el-Asad y las facciones opositoras llegaron a un acuerdo de alto el fuego en estas ciudades.

Durante el desarrollo de este año 2016 las treguas se han sucedido en diversas ocasiones, en su mayoria debido a los pactos entre EEUU y Rusia. Así, el 22 febrero estas dos naciones acordaron un alto el fuego a partir de la medianoche del 27 de febrero, del que se excluyen los ataques al EI y otras organizaciones como Al Nusra. El 18 de abril, las conversaciones entre Putin y Obamara reforzaron el alto el fuego en torno a la ciudad de Alepo.

Poco más de diez días después, el 29 de abril, las dos grandes potencias acordaron un alto el fuego total en el norte de la provincia siria de Latakia, desde las 00.00 del día 30, durante 72 horas.

El 17 mayo hubo un compromiso de mínimos para salvar el frágil alto el fuego en Siria. En el mes de agosto destacaron dos fechas, el día 21, cuando de nuevo se produjo una parón debido a un acuerdo entre las fuerzas gubernamentales y las kurdas en la ciudad de Al Hasaka (noreste) para poder evacuar a los heridos de la urbe, tras cinco días de combates, y el día 25, cuando las autoridades sirias y los rebeldes de Daraya firmaron un pacto por el que los opositores se comprometieron a entregar sus armas y que permitía su evacuación y la de la población con el compromiso del Gobierno de que no tomaría represalias contra los insurgentes.

Este 10 septiembre se ha producido el nuevo acuerdo que durará siete días.