La Rioja

Putin, en respuesta a las sanciones de EE UU: «No expulsaremos a nadie»

vídeo

Vladímir Putin y Barack Obama. / Efe

  • El presidente de Rusia desoye a quienes han declarado persona non grata a 31 diplomáticos de la embajada estadounidense en Moscú y cuatro del consulado general en San Petersburgo

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha asegurado este viernes que su país "no va a expulsar a nadie" en respuesta a las sanciones anunciadas por Washington contra Moscú, bajo acusaciones de injerencia en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos.

"No expulsaremos a nadie", ha declarado Putin poco después de que Serguéi Lavrov, jefe de la diplomacia rusa, propusiera expulsar a 35 diplomáticos estadounidenses. Sin embargo, Rusia se ha reservado "el derecho de tomar medidas de represalia" y "restaurará las relaciones ruso-estadounidenses dependiendo de la política del presidente electo Donald Trump", ha precisado el máximo mandatario ruso.

Putin ha denunciado asimismo las "nuevas medidas hostiles" de la administración del presidente yanqui saliente, Barack Obama, y las ha calificado de "provocadoras" y que "buscan desgastar todavía más" las relaciones entre ambos países. "Pero no vamos a caer en una diplomacia irresponsable. No vamos a crear problemas a los diplomáticos estadounidenses", ha añadido.

"Es una pena que la administración del presidente Obama acabe su trabajo de esta manera. Le deseo sin embargo un feliz año, así como a los miembros de su familia", ha proseguido un Putin que también ha invitado "a todos los niños de los diplomáticos estadounidenses" acreditados en Rusia a la fiesta tradicional organizada en el Kremlin, para festejar el fin de año y la Navidad ortodoxa para el 7 de enero.

"El ministerio de Relaciones Exteriores [...] propuso al presidente ruso declarar persona non grata a 31 diplomáticos de la embajada de Estados Unidos en Moscú y a cuatro diplomáticos del consulado general estadounidense en San Petersburgo", había indicado Lavrov horas antes que Putin durante una intervención en la televisión nacional.

Además, el Ministerio de Exteriores había propuesto prohibir a los diplomáticos estadounidenses la utilización de una casa de campo cerca de Moscú y un edificio utilizado como depósito en la capital. "La reciprocidad es la regla de la diplomacia en las relaciones internacionales", dijo Lavrov.

La víspera, el presidente estadounidense Barack Obama anunció la expulsión de 35 diplomáticos rusos, considerados miembros de los servicios secretos, y el cierre de dos instalaciones rusas en Nueva York y en el estado de Maryland, cerca de Washington, consideradas bases utilizadas por agentes rusos. "Evidentemente no podemos dejar tales ataques sin respuesta", explicó Lavrov para explicar las medidas de represalia rusas.