La Rioja

segunda etapa

Los españoles pagan su buen inicio de Dakar

Laia Sanz, en la segunda etapa.
Laia Sanz, en la segunda etapa. / Efe
  • Price arrasa en motos y toma el liderato, con Pedrero muy lejos y Barreda cediendo más tiempo

  • Loeb se lleva su primera victoria y es primero en este Dakar, Sainz se acerca mientras Pons vuelca y se despide de las opciones

La primera etapa seria del Dakar ya ha dado muestras de su dureza. En la etapa entre Resistencia y San Miguel de Tucumán, tanto en motos como en coches los dos españoles que se llevaron los titulares padecieron lo suyo para acabar. En las dos ruedas, Pedrero (ganador del lunes gracias a la sanción a De Soultrait) pagó muy caro abrir la etapa y se hundió en la general. Tampoco fue un buen día para Barreda, que por segundo día consecutivo cedió tiempo y ya son más de cinco minutos los que tiene que se deja con el nuevo líder.

En coches la cosa no fue mejor para Xevi Pons, segundo el lunes, y que volcó al inicio de la jornada. Pese a que pudo continuar, disipó cualquier atisbo de esperanza de hacer algo grande. Carlos Sainz minimizó daños, y sólo se dejó poco más de dos minutos con el vencedor del día, un Sebastien Loeb que superó por muy poco a Nasser Al Attiyah y ya es líder de la prueba. La etapa entre Resistencia y San Miguel de Tucumán puso a prueba las maquinarias y a los propios pilotos: se alcanzaron temperaturas superiores a los 40ºC, y el denso polvo en suspensión que hubo durante toda la jornada les puso en serios aprietos.

Golpe en la mesa de Price

El vencedor de 2016, el australiano Toby Price, aprovechó la rapidísima etapa para sacar todo de su KTM. En una etapa en la que, según mediciones de la propia organización, se superaron los 180 km/h (no se espera que se lleguen a medias tan altas en todo lo que queda de rally), Price acabó metiéndole 3:22 a su compañero Matthias Walkner y casi cuatro minutos a Paulo Gonçalves. Lejos del podio quedó Xavier de Soultrait, sancionado en la jornada del lunes para no tener que abrir etapa.

A Joan Pedrero, precisamente, le salió muy caro ser el primero en afrontar los 275 km de especial de la jornada. El de Sherco se dejó más de ocho minutos con el ganador de la jornada, con lo que cae en la general hasta dejarse casi 7 minutos con Price. La jornada no fue demasiado buena para los españoles, ya que Joan Barreda, tras los problemas del lunes (su moto se quedó parada en una zona con barro, como confesaría después), volvió a dejarse demasiado tiempo en el último sector de la jornada, justo después del tercer y último punto de control de la especial. Venía rondando los tiempos de Walkner cuando se fue abajo en los últimos kilómetros. El valenciano, que acabó perdiendo seis minutos en la meta, ahora es el primer español de la general gracias, en parte, a los problemas de Pedrero, pero con más de 5 minutos y medio de desventaja con el líder.

Serio susto de Xevi Pons

El español Xevi Pons, tras ser segundo en la jornada del lunes con su Ford, tuvo un contratiempo serio cuando afrontaba la primera parte de la especial. Salía tras Al Attiyah, que finalmente pudo arreglar su Toyota, pero acabó volcando y dando varias vueltas de campana. Todo quedó en un susto para el español, aunque las opciones de victoria de la etapa se disiparon muy pronto.

El ganador del día fue un Sebastien Loeb muy seguro, que le supo ganar la partida a Nasser Al Attiyah. Desde los primeros kilómetros, el nueve veces campeón del mundo de rallies llevó su Peugeot 3008 DKR por delante de sus rivales, como el propio Al Attiyah, que como suele ser habitual no se dejó amedrentar por el ritmo del francés. No obstante, el qatarí cedió el liderato con el francés, y ahora es segundo a menos de medio minuto.

No fue un buen día, en cambio, para el vigente campeón, Stepháne Peterhansel. 'Monsieur Dakar' ya cedía más de seis minutos con el líder de la prueba en el primer paso de control, con lo que se le hizo muy cuesta arriba la jornada. Queda mucho por recuperar, y el doce veces ganador de la prueba sabe que su punto fuerte no es este tipo de etapas, más rápidas que el resto, sino que lo apuesta todo hacia el final del raid.

Carlos Sainz superó a Nani Roma en meta, en una etapa en la que el madrileño minimizó daños. Al volante del 3008 DKR, llegó a casi dos minutos y medio del vencedor del día, y sus aspiraciones de cara a lo que queda de Dakar se mantienen intactas. Sainz, consciente de que el potencial de su coche se verá más hacia el final de la prueba y en las etapas más complejas de navegación. Menos de dos minutos le separan de su compañero.

La tercera etapa del Dakar, entre San Miguel de Tucumán y San Salvador de Jujuy, obligará a los corredores a atravesar varias zonas con ríos, lo que puede suponer todo un problema para quien tenga un despiste. Los más de 300 kilómetros de especial, además, pondrán a prueba las capacidades de navegación, un elemento que poco a poco irá ganando protagonismo en la edición de este raid. Además, la altura empezará a tomar protagonismo: la meta está a más de 4.000 metros, y tendrán que subir hasta los 5.000 en un tramo neutralizado para una llegada que se espera casi al sprint.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate