La Rioja

fútbol

El Calderón, sede por descarte

Messi, en el Calderón.
Messi, en el Calderón. / Afp
  • El Real Madrid afirma que no tiene el campo disponible tras la petición del Barça y San Mamés acoge un concierto de Guns n' Roses que impide la final por contrato

  • El estadio atlético, la opción más probable para el 27 de mayo pese al rechazo de parte de sus aficionados

Lío a la vista. Como todos los años la final de la Copa del Rey ya está servida y con ella la incertidumbre sobre cuál será la sede en la que se celebre. Los dos candidatos a levantar el título, Deportivo Alavés y Fútbol Barcelona, ya se han posicionado y sus dos elecciones se han encontrado con un portazo en el primer envite. San Mamés y Santiago Bernabéu eran los elegidos, el Vicente Calderón el gran favorito.

«En el Bernabéu no se puede jugar la final de Copa porque hay obras», de esta forma trató de zanjar Florentino Pérez cualquier atisbo de duda en la presentación del libro 'La undécima'. La opción de la 'casa blanca' gustaba mucho, cómo no, al Barcelona. Por equidistancia para ambos clubes e infraestructura hotelera de la ciudad de Madrid era ideal para albergar la final pero no podrá ser, un año más. Lo mismo sucedió en 2012, cuando había obras en los sanitarios, y en 2015, también con Barcelona y Athletic como finalistas, el motivo fue el concierto de Bruce Springsteen.

También parece difícil la opción que contemplaba el Alavés. Nada más finalizar el choque ante el Celta, Alfonso Fernández, presidente del club, lo tenía claro. «San Mamés en un campo magnífico, con una capacidad importante, consideramos que es idóneo», señaló. El máximo accionista del Alavés, Josean Querejeta, anunció que «vamos a pedir a Villar que se juegue en San Mamés.Quiero que se juegue la final en Bilbao». Sus modernas instalaciones y su capacidad acercan el partido, pero hay un escollo, solo tres días después alberga un concierto de Guns and Roses y por contrato el montaje debe comenzar mucho antes.

Ante la dificultad del Santiago Bernabéu y San Mamés, el gran candidato para celebrar la final no es otro que el Vicente Calderón. Ya la celebró el pasado año, con el Sevilla como finalista, y cumple con todos los requisitos. El gran inconveniente puede ser la negativa de parte de la afición del Atlético, que se niega a que el último partido de la historia de su estadio no lo juegue su equipo.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate