La madre camuflada

:: TEXTO: CARLOS BENITO

                        :: FOTOGRAFÍA: TARA TODRAS-WHITEHILL/AP/
:: TEXTO: CARLOS BENITO :: FOTOGRAFÍA: TARA TODRAS-WHITEHILL/AP

El bebé de la foto no sabe qué es Israel, ni tampoco sabe qué es Palestina. Su patria, prácticamente todo su mundo, se reduce a la figura que está sentada junto a él: es cierto que el fusil de asalto, el uniforme de camuflaje y la cabeza cubierta le han restado algo de calidez, pero sigue tratándose de su mamá, Wafaah. Cuando llora, como ahora mismo, la madre intenta tranquilizarle. Y seguro que, cuando se ríe, la madre también ríe con él.

Wafaah es una de las nuevas milicianas del Frente Democrático para la Liberación de Palestina. El reclutamiento de mujeres empezó hace medio año, como respuesta a la ofensiva israelí de principios del 2009, y hasta ahora ya han recibido adiestramiento unas cuarenta mujeres. Las hay casi adolescentes, las hay de más de 50 años, y muchas de ellas están casadas y tienen hijos. En campos como el de Khan Younis, en la franja de Gaza, aprenden a manejar armas automáticas y administrar primeros auxilios, y las que son madres compatibilizan la tarea de administrar cariño con un curso acelerado sobre cómo infligir sufrimiento de manera rápida y efectiva.

El bebé de la foto no tiene ni idea de eso, aunque luce en la cabeza una bandana con la estrella roja de la organización a la que pertenece Wafaah. Y, contemplando la imagen, nosotros también sentimos que seguimos sin entender nada de Palestina ni de Israel ni de ese desesperante torbellino de pasiones que ha llevado a convertir la vida de un niño en algo así.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos