«Soy el raro en el fútbol y en la Universidad»

Diego Cervero Futbolista, médico y oviedista

El doctor Cervero aún no pasa consulta, pero lo hará. Si todo va bien -y a ello destina de momento cuatro horas diarias de estudio- aprobará el MIR y logrará una plaza en traumatología de algún hospital del Estado. De momento se dedica a extender recetas sobre el terreno de juego... y no le va mal: en Aranda firmó su gol número 50.

- Doctor Cervero.

- Sí, desde pequeño quise ser médico. Es tradición familiar: mi abuelo, mi padre.

- Un 'cerebrito' para sacar medicina y jugar al fútbol.

- No, un currante. Había un nivel altísimo y sabía que con trabajo podía igualar al resto, que quizá no tenía su nivel, pero podía alcanzarlo trabajando.

- Vamos, que era el empollón de la biblioteca.

- Sí, sí. Entrenaba por la mañana, me llevaba el 'taper' y me quedaba hasta las 11 de la noche con mi termo de café.

- Como Sergio Ramos, ¿no?

- Siempre he sido el raro en el fútbol y en medicina. Cuando jugaba en el Oviedo se extrañaban de que faltara por los exámenes y en la facultad algún profesor, con el tiempo, me confesó que no confiaba en que acabara la carrera.

- Y ahora el MIR.

- Sí, quiero hacer traumatología.

- ¿Cuelga las botas?

- Acabo contrato y si no hay ofertas buenas, Diego Cervero estará en junio preparando el MIR.

- Traumatología. Eso es jugar con ventaja cuando viene el rival. Sabe dónde duele.

- No (ríe). Saber, se sabe dónde hay que dar y en el campo se tiene maldad, pero no mucha.

- Tiene 29 años pero ni usa Twitter ni Facebook. ¿De dónde ha salido?

- No me gustan la verdad. Eso sí, el WhatsApp lo quemo.

- Michu, Mata, Cazorla, Adrián López y Cervero. Vaya 'banda'.

- Sí, los conozco a todos y algunos son buenos amigos. Sobre todo Michu, que es una pasada como futbolista y como persona.

- ¿Ya se ha dado cuenta de que el vino es mejor que la sidra?

- No, no (ríe). Antes de venir aquí no me gustaba el vino y ahora ya sé valorarlo y distinguir entre uno bueno y uno malo. Pero me quedo con la sidra.

- Y también sabe que el Sporting es mejor que el Oviedo, ¿no?

- No hombre, no (serio). Estuve de 15 años en la cantera del Oviedo; eso te impregna de oviedismo. Es algo que no hay ahora y que sólo pasa en Bilbao donde los niños no son ni del Barça ni del Madrid, son del Athletic.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos