El presunto asesino de la cirujana se niega a declara ante la Policía

Imagen del edificio en el que tuvo lugar el crimen. /
Imagen del edificio en el que tuvo lugar el crimen.

El arrestado se cortó el pelo y se afeitó para evitar ser identificado | Llevaba cuatro días huido y en busca y captura

AGENCIASMadrid

El hombre detenido ayer como supuesto autor del asesinato machista de su pareja, la cirujana María Pilar C.P., se ha negado a declarar hoy ante la Policía, que lo pondrá en las próximas horas a disposición judicial.

Fuentes policiales han informado a Efe de la negativa de Tomás J.R. a prestar declaración una vez que ayer fue arrestado en el barrio madrileño de Carabanchel tras permanecer huido desde que presuntamente cometiera el crimen, el viernes 16.

El sospechoso fue detenido gracias al aviso de un ciudadano, que había visto su imagen en televisión y lo identificó pese a que había cambiado de imagen al cortarse el pelo y la barba.

No opuso ningún tipo de resistencia, según han apuntado testigos presenciales a Efe Televisión. Estaba sentado en un banco y cuando la Policía se acercó para detenerle se mantuvo tranquilo, no se alteró, ha explicado Paco, que regenta una mercería en la zona y presenció el momento del arresto.

Esa misma tranquilidad la mantuvo en dependencias de la Comisaría del distrito de Tetuán, según las fuentes policiales consultadas por Efe.

Esta misma noche será conducido a los juzgados de Plaza de Castilla y se espera que su declaración ante el juez se produzca a lo largo del día de mañana. Al supuesto homicida lo buscaba la Policía después de que un amigo suyo alertase a los agentes de que le había pedido ayuda para deshacerse del cuerpo.

La víctima María Pilar C.P., de 49 años, natural de Paredes de Nava (Palencia) era cirujana en el hospital madrileño de La Princesa, y tenía un hijo menor de edad. Figuraba desde noviembre pasado en la base de datos de VioGen, el sistema de seguimiento integral de los casos de violencia machista en el que se evalúa el riesgo de las mujeres.

Asimismo, el ahora detenido había sido denunciado el mismo día del crimen por su exmujer en un una comisaría de Alicante por enviar amenazas a través de WhatsApp.

Tras su desaparición, los agentes implicados en la investigación recorrieron todos los albergues de Madrid y han estado haciendo vigilancias por si aparecía. Finalmente, a última hora de la tarde de ayer, el aviso de un ciudadano permitió su localización y detención por parte de los Grupos de Atención al Ciudadano (GAC). En lo que va de año, 40 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas.

Más información: