Miguel Sebastián censura «la catadura moral» de la antigua cúpula del BBVA

El exministro Miguel Sebastián./EFE
El exministro Miguel Sebastián. / EFE

El exministro de Industria rompe su silencio tras conocerse que la entidad bancaria ordenó al excomisario Villarejo que le espiase

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Miguel Sebastián, exministro de Industria con José Luis Rodríguez Zapatero, ha roto este miércoles su silencio después de que los digitales 'Moncloa.com' y 'El Confidencial' destaparan que el excomisario José Villarejo, en prisión desde noviembre de 2017, supuestamente le espió por orden de la cúpula del BBVA, entidad para la que trabajó antes de entrar en política. Sebastián censuró «la catadura moral y la falta de escrúpulos» de los anteriores responsables del banco, que tuvo como presidente a Francisco González desde 2000 hasta el año pasado.

Los dos medios de comunicación anteriormente citados han ido publicando de forma conjunta desde el día 9 de enero varios documentos y grabaciones que apuntan presunta mente a que el BBVA encomendó a Villarejo en el año 2005 la tarea de obtener información sobre el posible intento de Sacyr de tomar el control del banco, para lo que el entonces comisario habría monitorizado más de 4.000 números de teléfono, entre ellos los de altos cargos del banco, de la constructora o del Gobierno socialista por aquel entonces. Este miércoles 'Moncloa.com' y 'El Confidencial' publican que Villarejo habría tratado de «desestabilizar» con bulos sobre su vida privada al extitular de Industria, que en 2005 ejercía como director de la Oficina Económica del Presidente.

Para Sebastián, las informaciones difundidas son de «extrema gravedad», por lo que ha encomendado a sus abogados estudiar el inicio de posibles medidas legales. «En cuanto a lo que se ha publicado hoy, es sencillamente patético y grotesco. La pregunta es si realmente se han gastado cinco millones de accionistas del banco BBVA en todo esto», concluyó Sebastián.

Calviño ve «serios» daños de reputación a la banca

La ministra de Economía, Nadia Calviño, durante su intervención en el Spain Investors Day.
La ministra de Economía, Nadia Calviño, durante su intervención en el Spain Investors Day. / Efe

Por su parte, la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha considerado un problema «serio» que una situación «pueda dañar la reputación de cualquier institución financiera», en referencia a las relaciones entre el expresidente de BBVA Francisco González y el excomisario José Manuel Villarejo.

En declaraciones a los periodistas antes de intervenir este miércoles en el Spain Investors Day, Calviño ha añadido que el caso está «encauzado» judicialmente, al tiempo que ha apuntado que no le consta que haya presiones del Banco Central Europeo para resolver la situación.

Preguntada sobre la falta de acuerdo para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la ministra ha lamentado la decisión del Parlamento británico, ya que la salida es, en cualquier caso, «una mala noticia».

Ha recordado que el Gobierno ha apoyado «decididamente» a la Unión Europea en la negociación para tratar «por todos los medios» de que haya un acuerdo y se ha preparado para que España «sufra lo menos posible», para lo que se han puesto en marcha campañas de información, especialmente para proteger a los ciudadanos españoles en el Reino Unido y a los británicos en España.

BBVA, en el punto de mira

Una de las principales críticas ha llegado desde la agencia de calificación Standard&Poor´s (S&P). En lo que respecta a la situación que vive BBVA por la filtración de informaciones que vinculan supuestamente a su anterior presidente, Francisco González, con una trama de espionaje para evitar el asalto de otros empresarios al banco hace más de una década, desde S&P recuerdan que la reputación es otro de los factores que afectan al 'rating' de una empresa, y que por ese tipo de causas han devaluado la nota de otras corporaciones en Europa. En esa ocasión están analizando si la actual situación «puede tener impacto o no en términos de calificación».

Más información: