Logroño se rinde a tus pies

Luminarias. La plaza de San Bartolomé y la calle Portales volvieron a acoger una iniciativa que cada año congrega a más público./
Luminarias. La plaza de San Bartolomé y la calle Portales volvieron a acoger una iniciativa que cada año congrega a más público.

La lluvia impidió la representación de la Comedia del Sitio pero no suspendió los fuegos artificiales ni privó a los logroñeses de cumplir el Voto de San Bernabé

Ni los ánimos del público que llenaba la plaza de San Bartolomé, que gritaba «¡Son cuatro gotas!», sirvieron para parar la lluvia y sacar adelante la Comedia del Sitio. Con gesto triste, los actores y músicos que año tras año sacan adelante esta representación se disculparon por no poder llevar a cabo la función. Y es que este año, San Bernabé también fue 'meón'.

Pero la lluvia no detuvo a la gente, que caminó hacia La Ribera y los puentes de Hierro y de Piedra para ver los fuegos artificiales. Las pirotecnias llegadas desde Valencia y ganadoras del concurso de San Mateo del 2018 llenaron de sonido y color la noche logroñesa.

Pasada las doce, Logroño volvió a cumplir el Voto de San Bernabé llenando de luminarias la calle Portales. La Cofradía de San Bernabé regaló 4.000 velas para «recuperar las tradiciones y el voto escrito en 1538», explicaba el presidente de la Cofradía de San Bernabé, Elías del Río.

En el voto que escribió Francisco Ortiz de Zárate hace casi medio siglo se recoge que «en las vísperas de San Bernabé por la noche se pongan fuegos en las calles y ventanas, porque hace que la ciudad sea y esté muy solemne y se hagan repicar las campanas de todas las iglesias».

Con los logroñeses entonando el himno de San Bernabé y su «Logroño se rinde a tus pies» mientras movían las velas de uno a otro lado, en el casco antiguo de la ciudad tuvo lugar uno de los actos más bonitos de los que se pueden disfrutar en estas fiestas. Una forma más de honrar la historia de Logroño.