El dispositivo de acogida a temporeros arranca el 17

Temporeros esperando en las calles de Logroño, en una campaña anterior / Juan Marín

El Ayuntamiento contará de nuevo con las 49 plazas del Centro de Acogida y otas 160 en el polidpeortivo del Espartero | El coste del dispositivo ronda los 60.000 euros

LA RIOJALogroño

El dispositivo especial que el Ayuntamiento de Logroño pone en marcha cada año para atender a las personas que se acercan a la ciudad para buscar trabajo como temporeros se iniciará el próximo día 17 y se desarrollará durante un mes, hasta el 15 de octubre.

La concejal de Familia e Igualdad de Oportunidades de Logroño, Paloma Corres, ha presentado hoy, en una rueda informativa recogida por Efe, este dispositivo especial de atención a temporeros durante la campaña de la vendimia, en el que colaboran las entidades que forman parte de la Mesa de la Pobreza.

Se trata de un dispositivo que tendrá unas características similares a las de la campaña de 2017, donde, a las 49 plazas de alojamiento disponibles en el Centro Municipal de Acogida, se suman, con carácter extraordinario, otras 160, que se habilitan en el polideportivo del colegio Espartero, de 22 a 7 horas, ha precisado.

Más

El Ayuntamiento ha decidido volver a acondicionar este espacio por estar «próximo a la estación de autobuses que, durante estas fechas, se convierte en el centro de referencia de las personas llegadas a Logroño para trabajar en la vendimia»; y permitirá a los alumnos del colegio poder utilizar el polideportivo «de forma habitual», ha resaltado.

Desde septiembre, al Centro de Acogida

Aunque los recursos extraordinarios empiezan el 17 de septiembre, Corres ha subrayado que el Centro Municipal de Acogida se encuentra preparado desde principios de septiembre para atender a las primeras personas temporeras que vayan llegando a la ciudad.

En total, ha detallado que se ofrecerán 209 plazas gratuitas donde obtener aseo personal y descanso; pero que también llevan asociadas «otras prestaciones», como la entrega de desayuno y vales de manutención, un kit de aseo e higiene y quienes lo necesiten tendrán apoyo social en el Centro Municipal de Acogida.

Además, ha recordado que el Ayuntamiento de Logroño ofrecerá otros servicios en las inmediaciones de la estación de autobuses, como una consigna, con capacidad para unos 150 equipajes, donde los temporeros pueden guardar sus pertenencias mientras se dedican a la búsqueda de empleo.

Esta consigna será atendida por profesionales, acompañados por voluntarios de las entidades sociales que forman parte de la Mesa de la Pobreza, en horario de 6 a 8 y de 19:30 a 21:30 horas; y también se colocarán cinco aseos portátiles en los alrededores de la estación de autobuses, ha comentado.

Caseta para pertenencias

Junto a estos servicios, Corres ha avanzado que el Ayuntamiento volverá a instalar la misma caseta que el año pasado se colocó en avenida de España para las personas que necesiten guardar durante el día colchones u otros enseres voluminosos.

Para estos servicios extraordinarios, el Consistorio logroñés contratará personal para atender el polideportivo, con tres conserjes y tres ayudantes; y para la consigna dispondrá de otros tres profesionales, ha aclarado.

El dispositivo cuenta, además, con voluntarios de las distintas organizaciones sociales que colaboran, a los que la edil ha agradecido su «compromiso por ayudar a quienes más lo necesitan, año tras año».

Así, ha aplaudido esta colaboración para «afrontar con eficacia y sensibilidad esta realidad social que se reproduce cada año en la temporada de vendimia, donde personas se desplazan hasta nuestra ciudad con la previsión de conseguir un trabajo temporal».

Unos 60.000 euros

El coste económico extraordinario que supone la contratación de profesionales para la atención en el polideportivo y en la consigna, los vales de comidas, los desayunos y los artículos para pasar la noche y que puedan asearse, así como el alquiler de aseos portátiles ronda los 60.000 euros, ha cifrado.

Corres ha agradecido también el apoyo que el Gobierno de La Rioja presta a la ciudad para afrontar este gasto, a través de un convenio por el que destina al Ayuntamiento de Logroño unos 24.000 euros.

Durante ese mes, ha indicado que se refuerzan las labores diarias de limpieza, tanto en el polideportivo como en las proximidades; y se intensifica la red social y de seguridad que dispone el Ayuntamiento para «garantizar la atención y la convivencia, tanto en los centros municipales como en la vía pública».

Por último, Corres ha agradecido la labor que desarrollan los voluntarios de asociaciones que colaboran en este dispositivo especial, como Cáritas, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el Banco de Alimentos, Cruz Roja, Cocina Económica y ATIM.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos