Unidas Podemos propone un área de gobierno de mujer, feminismo y LGTBi

Un momento de la rueda de prensa de Castro y Martín./Sonia Tercero
Un momento de la rueda de prensa de Castro y Martín. / Sonia Tercero

Amaia Castro y Nazaret Martín han defendido la importancia de la medida para desarrollar políticas «de forma transversal que cuenten con los recursos necesarios»

L. R.

Unidas Podemos propone la creación un área de gobierno de mujer, feminismo y LGTBi en Logroño si asume responsabilidades en el Gobierno local en la próxima legislatura.

Las candidatas número 2 y 4 al Ayuntamiento, Amaia Castro y Nazaret Martín, respectivamente, han presentado estas propuestas en una rueda informativa de la que se ha hecho eco EFE, en la que han defendido la importancia de este área específica para que se desarrollen políticas «de forma transversal que cuenten con los recursos necesarios».

Castro ha recalcado que este área contará con presupuesto y personal suficiente para que «no quede como un proyecto olvidado dentro de un cajón», como, según ha afirmado, sucede con la ley LGTBi que existe actualmente en el Ayuntamiento, y que Unidas Podemos quiere retomar.

En esta línea, Martín ha desgranado dos medidas más contra la violencia de género como la creación de un plan de información sobre violencia machista, un área específica en la policía local para tratar el mismo tema y una campaña de información sobre violencia sexual.«No es de sentido común que en pleno siglo XXI las mujeres tengamos que tener las llaves en la mano por si viene alguien a atacarnos y tengamos miedo a estar en la calle por la noche», ha considerado Martín.

Según Castro, las denuncias por agresiones sexuales han aumentado un 30%, aunque ha precisado que el 80% de estas agresiones no se denuncian. Ha destacado también que, según un informe de Cáritas, «ser mujer sigue siendo un factor de riesgo de exclusión social», y que la brecha salarial es de 6.000 euros entre hombres y mujeres; así como existe las pensión media de los ancianos es de 1.108, frente a los 689 de las mujeres.

También se ha referido al cambio de nombre de las calles aprobado por el Ayuntamiento, y ha hecho referencia a que «no hay ninguna mujer en los nuevos nombres», y que debería consultarse este tipo de cuestiones a los ciudadanos.