Colau y Maragall se la jugarán en la foto finish

La candidata a la reelección con Barcelona En Comú, Ada Colau,el periodista y moderador del cara a cara, Josep Cuní, y el candidato a la alcaldía con ERC, Ernest Maragall. /Ep
La candidata a la reelección con Barcelona En Comú, Ada Colau,el periodista y moderador del cara a cara, Josep Cuní, y el candidato a la alcaldía con ERC, Ernest Maragall. / Ep

El candidato republicano ataca en el único cara a cara de campaña: «Usted es la última esperanza del unionismo»

CRISTIAN REINO

La batalla por la alcaldía de Barcelona se ha convertido en un mano a mano entre la actual alcaldesa, Ada Colau, y el candidato de Esquerra, Ernest Maragall, hermano del alcalde socialista de la Barcelona olímpica. Los dos aspirantes a la alcaldía de Barcelona han celebrado este viernes en la Ser el único cara a cara entre los dos dirigentes con más posibilidades de ganar las elecciones del domingo. Se dice que la diferencia entre la victoria y la derrota puede ser cuestión de varios centenares de votos.

Colau ha atacado a Maragall por su pasado socialista y su pertenencia, hasta hace bien poco, al Gobierno de Torra, mientras que el aspirante republicano ha acusado a la dirigente de los comunes de practicar el victimismo, de haber dejado la ciudad peor que hace cuatro años, de 'mucho ruido y pocas nueces' y de no haber hecho nada para solucionar algunos de los principales problemas de la ciudad como la seguridad, la vivienda, la gestión del turismo o la desigualdad.

Los dos candidatos habían rehuido hasta la fecha el duelo cara a cara, pero en el último día de campaña han apostado por celebrarlo, porque las dos partes han considerado que les podía beneficiar. Así, Colau ha apelado al voto útil de la izquierda mientras que Maragall ha hecho lo propio con el voto útil del independentismo.

Estas dos posiciones han quedado claras en el duelo radiofónico. «Usted es la última esperanza del unionismo», le ha lanzado con bala el exconsejero de Exteriores de la Generalitat. «Solo habrá gobierno progresista si ganamos nosotros», ha defendido la actual alcaldesa, que cree que su oponente gobernará, si gana, con la derecha que representa la antigua Convergència, ahora JxCat.

Colau apuesta por una alianza de izquierdas amplia y transversal, que incluya a ERC y PSC. Maragall, que ha dicho que su intención es gobernar solo, ha tenido un pequeño desliz cuando ha reconocido que la cuestión del 'procés' es la clave del domingo. «Estas elecciones van de eso», ha dicho. ERC juega con la baza de que por primera vez podría haber un alcalde secesionista en la capital catalana.

Maragall ha reprochado a Colau el pacto entre PSOE y Podemos a nivel nacional. «Usted pacta con quien lidera la represión contra Cataluña», le ha espetado. La expresidenta de la PAH se ha defendido con un ataque contra Quim Torra, quien días atrás dijo que Barcelona ha «abdicado» como capital de Cataluña y que la nueva capital es Girona. «Es una ofensa para los barceloneses», según Colau.

La alcaldesa asegura que solo ella garantiza un gobierno progresista

A su juicio, los independentistas continúan con su estrategia de clasificar a la ciudadanía entre buenos y malos catalanes y, según su interpretación,Torra considera que Barcelona es una ciudad mala en cuanto a catalanidad porque no tiene un gobierno independentista. Maragall se ha desmarcado de las palabras del presidente de la Generalitat y se ha mostrado convencido de que la República catalana, que defiende, será una realidad, a diferencia de la República española, que defiende Colau, que «no llegará nunca», según ha expresado. Colau ha negado la etiqueta que se le atribuye de que es ambigua. «No soy independentista, ¿por qué soy ambigua?», ha rematado. A pesar del duelo más o menos intenso, ambos podrían estar condenados a entenderse una vez pasen los comicios, pues ninguno de los dos ganará con el apoyo suficiente para gobernar.