Las cerveranas bailan 'La Gaita' sin incidentes

Las cerveranas bailan 'La Gaita' sin incidentes
Sanda Sáinz

Un grupo de mujeres de todas las edades se unen al baile tradicionalmente reservado a los varones, sin incidentes | Las mujeres han optado por seguir a los danzantes, en lugar de irrumpir entre el cortejo, y el baile ha continuado

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

Y han bailado. Un grupo de mujeres de Cervera de toda las edades, (algunas vestidas de gaiteras, otras no) se han unido este mediodía al tradicional baile de 'La Gaita', sin que se produjeran incidentes. Ellos han bailado, ellas han bailado, y no ha pasado nada más.

Así, afortunadamente sin más tensión, se ha resuelto (al menos por el momento) el conflicto de 'La Gaita', el baile cerverano tradicionalmente reservado para los hombres, y en el que las mujeres llevan varios años reivindicando participar. Las cofradías responsables de esta tradición (las de San Gil y Santa Ana) siguen diciendo que no permiten participar a nadie ajeno al baile, sean hombres o mujeres. Pero ellas han bailado... aunque fuera detrás del cortejo.

Así ha sido la mañana: los festejos de este día de 'Santanilla' comenzaban alrededor de las 12. Como es tradición, los cofrades han vuelto a subir a la patrona, Santa Ana, a su lugar en la iglesia, en presencia de los danzantes y los dulzaineros, es un acto que sirve para cerrar los festejos. En días pasados les acompañaba un grupo de mujeres jóvenes ataviadas de gaiteras, que hoy no estaban presentes.

Después, los hombres han salido a bailar a la plaza ante la iglesia, como también es habitual, y han iniciado un recorrido por varias zonas de la ciudad (el bario de Cerverilla y la residencia de ancianos).

Detrás de los músicos

Las mujeres, mientras, esperaban en la travesía a que llegara el cortejo. En ese momento, desde hace unos años, se unen al baile los veterano, los danzantes d ela gaita de hace años. Era en ese momento cuando se preveía que podían ocurrir los problemas, porque las cofradías habían avisado de que si entraba alguien a bailar que no fuera veterano (ya fuera hombre o mujer) el baile se pararía inmediatamente. Había expectación (e incluso televisiones nacionales) por lo que podría pasar.

Las mujeres han optado por no entrar a bailar con los veteranos y los danzadores, que van por delante de los músicos. En su lugar, han bailado, pero colocándose inmediatamente detrás de los gaiteros, aprovechando así la música pero sin irrumpir entre los danzadores varones.

Las cofradías han interpretado que así no se incumplía ninguna tradición, por lo que la música y el baile han continuado. Finalmente, los danzantes varones han terminado el baile, como siempre, en la calle Manuel Montero, mientras las mujeres lo han hecho en la travesía del pueblo.

Danzadores, hombres y muejres, juntos después del baile
Danzadores, hombres y muejres, juntos después del baile / Sanda Sáinz

Y después, el final feliz: muchos de los jóvenes danzadores, incluyendo al «bandera» (el que guía el baile) han vuelto hacia donde estaban las mujeres, y se han repartido abrazos y besos: la felicitaciones de unos y otros porque no haya habido incidentes.

Temas

Cervera

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos