Wert sale ahora con otra Historia

De esta manera, los alumnos de toda España estudiarán el mismo temario de Lengua, Matemáticas, Inglés y Ciencias El Ministerio fijará el 100% de los contenidos de las asignaturas troncales

El Ministro de Educación, José Ignacio Wert, durante la Conferencia de Política Universitaria celebrada ayer. ::                         EMILIO NARANJO / EFE/
El Ministro de Educación, José Ignacio Wert, durante la Conferencia de Política Universitaria celebrada ayer. :: EMILIO NARANJO / EFE

El Gobierno da un paso más en el proceso recentralizador de la educación alestablecer que el Estado fije el cien por cien del contenido de las asignaturas troncales, es decir, las más importantes. Bajo esa denominación se encuentran las Matemáticas, la Lengua, o la Historia de España, la materia más sensible. La propuesta del Ministerio de Educación presentada en el nuevo borrador del Anteproyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) supone un cambio fundamental respecto a la primera iniciativa. Entonces se contemplaba aumentar diez puntos los contenidos comunes de estas asignaturas hasta el 65% para las comunidades autónomas con lengua cooficial y el 75% para el resto.

La modificación respecto a los contenidos es un salto cualitativo y supone que Educación tendrá el control sobre el temario de las asignaturas más importantes. En la legislación vigente el contenido fijado por el Ministerio se reduce al 55% en las comunidades con lengua cooficial y al 65% en el resto. La primera intención del departamento que dirige José Ignacio Wert era aumentar esos números diez puntos. Sin embargo, en la nueva redacción desaparecen los porcentajes y el Estado se atribuye la totalidad del temario. «Dependerá de la Administración General del Estado determinar los contenidos y el horario mínimo del bloque de asignaturas troncales», explica el documento.

El ministro de Educación trató de restar importancia ayer a este cambio al considerar que las asignaturas troncales «no son las más importantes» y defendió que no hay una relación «jerárquica» entre las asignaturas. Sin embargo, enmarcadas en este bloque se encuentran la mayoría de las materias. Las asignaturas troncales en Primaria son Ciencias de la Naturaleza, Sociales, Lengua, Matemáticas y la primera lengua extranjera. En Secundaria se añaden a las anteriores Biología y Geología, Física y Química, Geografía e Historia. Todas estas materias representarán el 50% de las horas lectivas el curso. Es decir, las comunidades autónomas solo podrán fijar las materias específicas (Educación Plástica, Música, Cultura Clásica, Tecnología o la segunda lengua extranjera) y las asignaturas especiales, es decir, las lenguas cooficiales. En estos dos bloques también tendrán opinión los centros docentes en función de las materias en las que se especialicen. Sin embargo, desde el Ministerio no se descarta fijar también un contenido mínimo en las materias de estos grupos.

De esta manera, los alumnos de Cataluña, País Vasco, Murcia o Andalucía estudiarán los mismos temarios de Historia, la asignatura más controvertida por las acusaciones mutuas entre conservadores y nacionalistas de tergiversar su contenidos.

Reválida en la Universidad

Por otra parte, el ministro se reunió con los representantes de las comunidades autónomas -salvo Cataluña- en la Conferencia de Política Universitaria en la que se discutió sobre el nuevo sistema de acceso a las universidades. Con la Lomce desaparece la selectividad y se concede mayor peso a las facultades para seleccionar a su alumnado. En el nuevo modelo se sustituye la selectividad por un examen final del Bachillerato. Esa reválida tendrá un valor del 40% -el 60% será la nota de Bachillerato-. La intención de Educación es que esa nota sea uno de los requisitos tenidos en cuenta por las Universidades para elegir a los alumnos. Sin embargo, los centros tendrá la posibilidad de realizar pruebas complementarias, como por ejemplo, entrevistas.

La oposición socialista critica esta medida por el riesgo de segregar a los alumnos en función de aspectos arbitrarios. Así, el director general de Universidades de Andalucía, Manuel Torralbo, aseguró que su comunidad y Asturias creen innecesario que las universidades establezcan una prueba de acceso propia. «Con una prueba y el sistema actual hay suficientes garantías de equidad y objetividad de acceso».

Sin embargo, el consejero de La Rioja, Gonzalo Capellán, destacó el «consenso mayoritario» con que las regiones acogieron la propuesta. Además, Capellán ha valorado la «voluntad» de un Ministerio «abierto» a recoger modificaciones.

Wert, que pidió a los responsables autonómicos sugerencias para la próxima reunión el 19 de diciembre, explicó que los procedimientos de evaluación específicos son «potestativos» de cada universidad. «A quien no le interese afinar los procedimientos de admisión de alumnos está perfectamente habilitado por la ley para no hacerlo», recordó.

Uno de los aspectos más complejos para implantar este sistema tiene que ver con la coordinación de las Universidades para que las pruebas específicas que realicen tengan validez en todo el territorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos