larioja.com
Sábado, 30 agosto 2014
cubierto
Hoy 17 / 24 || Mañana 15 / 28 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Mercado de antes busca sitio ahora

LOGROÑO

Mercado de antes busca sitio ahora

17.06.12 - 00:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«Déjamelos bien limpios que ya sabes que no me gusta que quede nada de piel ni de grasa...». Juan Carlos deshuesa muslitos de pollo con la precisión del cirujano. Casi 30 años con el cuchillo de carnicero entre las manos no son para menos y, sabedor como es de que eso es precisamente lo que le diferencia de la competencia, se afana por satisfacer a la clienta. Lo hacía antes y lo sigue haciendo ahora, con más motivos si cabe en tiempos en los que nadie da duros a cuatro pesetas.
Siguen siendo los de siempre, los de toda la vida... Los mercados tradicionales urbanos continúan teniendo en los frescos su mejor tarjeta de presentación. Calidad y atención personalizada, nada raro si se tiene en cuenta la fidelidad de la clientela, fueron y son sus mejores armas para combatir una crisis que en su caso no es nueva. Una apuesta segura para el ama de casa, sí, pero no tanto para las nuevas generaciones, que han hecho saltar por los aires los hábitos de consumo.
Los mercados de antes buscan su sitio ahora, lo que no siempre es fácil. Media docena de plazas de abastos, una pública y claro referente para los logroñeses y hasta cinco privadas distribuidas por los distintos barrios, 'sobreviven' en la capital abiertas al público. «Aguantaremos y remontaremos...», asegura un convencido Juan Carlos.
Los mercados tradicionales atraviesan por dificultades hasta el punto de poner en jaque la supervivencia del otrora exitoso formato comercial. Y quienes más alejados están del centro peor lo tienen. El Mercado Múgica -en la calle del mismo nombre-, con solo 6 de sus 30 puestos abiertos, es el claro ejemplo del desgaste del modelo.
Un progresivo languidecer que no tiene su causa en la actual crisis que todo lo invade sino que habría que buscarla en el empuje de otras formas de distribución, especialmente el auge de las cadenas de supermercados, ni siquiera ya en las grandes superficies. «Hemos sufrido tiempos peores... Ahora se compra más en un día que hace décadas en toda la semana», explica Arturo Marín, presidente de la Unión de Mercados Privados de Logroño.
Atrás quedaron los tiempos en los que la cesta de la compra se hacía casi cada día y la oferta -no había otra- pasaba sí o sí por los puestos de estas plazas. «Hoy la clientela se limita casi exclusivamente al barrio, amas de casa que saben cocinar, eligen con cuidado el producto y disfrutan dando de comer a los suyos, precisamente a esos que generalmente van al súper y llenan el carrito de todo y con prisas», explica Marín, con pescaderías en los Mercados Murrieta y Patricia y anteriormente en Múgica y Milicias.
Falta de aparcamiento
Cambios en los modos y las formas de consumo, no heredadas de padres a hijos, a los que se sumarían «problemas de la vida moderna» como la falta de aparcamiento... «En las grandes superficies dejas tu coche durante horas y... ¡a comprar!», exponen quienes 'resisten' en los mercados urbanos. Pese a todo ahí siguen... «No hay grandes pagos que hacer y la clientela, pese a no ser mayoritaria, es muy fiel, lo que es agradecer», comentan tras toda una vida tras el mostrador. «Y si quienes van al súper comparasen precios se llevarían alguna sorpresa», añade Marín, quien da voz hasta a cuatro de ellos.
Diferente momento atraviesa el Mercado de San Blas, la plaza de abastos de Logroño por excelencia. Su céntrica ubicación y su carácter institucional hacen que sobresalga del resto, si bien tampoco es ajena a problemas. «El público sigue siendo muy tradicional... sin embargo, mientras los mercados privados reciben a un público de barrio aquí recibimos a gente de fuera de la capital, incluso de paso, lo que se nota», puntualiza José Ricardo Galilea, presidente del Mercado de San Blas.
«No nos va tan mal, somos 15 carnicerías y vendemos... De hecho, hablamos de un sector como es la alimentación que es de los que menos sufre la crisis pues comer hay que comer», dice Galilea. ¿Dónde estaría entonces el problema? La falta de relevo generacional es la respuesta que dan todos.
«El 99% de los puestos que cierran lo hacen por jubilación y además lo hacen para no volver a abrir», comentan... y ahí están Milicias, El Corregidor, Múgica, Murrieta, Patricia y, por supuesto, San Blas, para dar fe de ello. Las persianas echadas vienen a constatarlo. Los 'se alquilan' compiten con los carteles de género fresco. Nada que ver con lo que había hace 15 o 20 años. «Quienes se jubilan cierran para siempre» y «no hay interesados en sustituirles» es lo más repetido.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Mercado de antes  busca sitio ahora
La segunda planta de San Blas, 'plaza de abastos' municipal, no tiene nada que ver con la primera. :: J. M.
Mercado de antes  busca sitio ahora
El Mercado Múgica es el que menos ocupación presenta. :: JUAN MARÍN
Mercado de antes  busca sitio ahora
Clientes y locales cerrados. :: J. M.
De sarao en sarao
Todas las fotos de los saraos riojanos
Visitas a Diario La Rioja
Visita de 2º de la ESO de Sagasta
Acuario
Disfruta del Acuario
Guggenheim
Entradas gratis para el Guggenheim
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.